September 24, 2018 / 7:47 PM / 2 months ago

Nuevo sistema de pago de combustible en Venezuela comienza con lentitud

CARACAS (Reuters) - Un nuevo sistema de pago digital de combustible en Venezuela tuvo el lunes un lento comienzo debido a que la mayoría de los conductores pagó con efectivo y sólo un puñado de gasolineras tenía operativo el mecanismo, promovido por el presidente Nicolás Maduro como una forma de frenar el contrabando.

Un trabajador muestra el dispositivo del nuevo sistema digital de pago de combustible de Venezuela en una gasolinera de PDVSA en Caracas, Venezuela, 24 de septiembre de 2018. REUTERS/Marco Bello

El método implica que la población solicite y utilice el llamado carnet de la patria, una identificación a través de la cual el Gobierno distribuye distintos subsidios, entre ellos uno anunciado para el combustible. El Estado es el encargado de entregar a las estaciones de servicio los puntos de pago inalámbricos que lean la tarjeta.

Maduro ha afirmado que el sistema limitará el contrabando a través de la frontera de gasolina, combustible que está tan fuertemente subsidiado que los conductores a menudo ni siquiera se molestan en pagarlo.

La semana pasada, el presidente izquierdista dijo que el nuevo sistema de pago sería lanzado el lunes en todo el país.

Previo al uso en todo el país, fue aplicado un plan piloto a principios de mes en los estados fronterizos, donde los contrabandistas de combustible son más activos. Desde ese momento, los conductores se quejaron del sistema.

Empleados de estaciones de servicio y conductores con los que Reuters habló dijeron el lunes que el sistema no estaba en pleno funcionamiento.

“Ahorita no se está pagando con el sistema, sólo se está explicando cómo funciona”, dijo un empleado de una gasolinera en Caracas, quien pidió no ser identificado. “Esta es una fase de prueba, un mes de prueba”.

El Ministerio de Información no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios.

Maduro ha dicho que los precios de la gasolina en Venezuela subirán en octubre a niveles internacionales, pero no ha dado detalles sobre el porcentaje del ajuste.

El tema del costo del combustible ha sido políticamente delicado desde que un plan de ajuste económico en 1989, que incluyó un alza en el precio del combustible, provocó disturbios que dejaron miles de muertos.

Los planes previos de Maduro para aumentar los precios de la gasolina han sido abandonados o han resultado en alzas insignificantes que fueron rápidamente superadas por la inflación. La última revisión fue en febrero de 2016.

Venezolanos con los que Reuters habló dijeron que estaban confundidos sobre cuáles serían los nuevos precios y opinaron que el uso del carnet de la patria era un mecanismo para evitar que los opositores a Maduro reciban beneficios y servicios.

Félix Rodríguez, de 58 años, encargado de una estación de servicio en Puerto Ordaz, una ciudad en el sur del país, comentó que aunque cuenta con los nuevos equipos de cobro, por ahora sólo se utilizan para explicar cómo funcionan.

Funcionarios de la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) “piden a las personas el carnet de la patria para explicarles. Les dicen que deben tenerlo y registrar el carro para disfrutar del subsidio”, dijo.

Rodríguez agregó que la demanda del combustible en su gasolinera ha subido en las últimas semanas, “quizás previendo el aumento”.

Larry Romero, de 39 años, un chofer de transporte público en la ciudad noroccidental de Maracaibo, dijo que el problema del nuevo sistema es que requiere de servicio eléctrico y en esa zona del país hay constantes cortes de luz.

No se arriesgó a asegurar que el nuevo sistema va a mejorar la distribución y evitar el contrabando. “El problema que le veo es la señal (...) sin luz, no hay señal”, añadió.

Por su parte, Mercedes Fernández, una ingeniera de sistemas de 41 años que vive en Caracas, se quejó. Ese sistema “me parece una basura”, afirmó. “¿Cuánto cuesta? ¿Cómo vamos a pagar? (...) No sabemos”. Poco después, llenó su tanque y pagó el combustible con un billete.

La combinación entre los precios fijos del combustible y la inflación anual que supera el 200.000 por ciento ha hecho que la gasolina sea tan barata que es casi gratis. Por la cantidad que cuesta comprar un kilo de queso, un conductor podría llenar su tanque unas 20.000 veces.

Reporte de Shaylim Castro en Caracas, reporte adicional de María Ramírez en Puerto Ordaz e Isaac Bula en Maracaibo. Escrito por Brian Ellsworth y Vivian Sequera; Editado en español por Silene Ramírez

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below