September 27, 2018 / 8:30 PM / 2 months ago

ENFOQUE-Castigadas por su tribu, mujeres colombianas transgénero hallan libertad en ciudad cafetera

SANTUARIO, Colombia (Thomson Reuters Foundation) - Cuando Maria Claris Sintua tenía sólo 13 años, los líderes de su tribu en la selva colombiana le colocaron un cepo de madera durante tres días como castigo. Su único crimen: ser un niño que quería ser niña.

Las mujeres transexuales Claudia Correa (izquierda) y Maria Yuliana, de la comunidad indígena colombiana emberá, posan en la villa de Santuario en la provincia de Risarala en Colombia. 15 de septiembre de 2018. Thomson Reuters Foundation/Anastasia Moloney

“Lloré mucho. Los cepos son duros y duelen, tenía fuertes calambres en las piernas. La gente miraba y gritaba maltrato. No lo olvidaré”, dijo Sintua sobre su castigo, que se produjo luego de que intentó probarse los vestidos de su madre.

“El líder me dijo: ‘naciste como un niño. Tu madre te dio a luz de esa manera. Es la naturaleza, es la manera de Dios’”, dijo a la Fundación Thomson Reuters.

Sintua, ahora de 18 años, trabaja como recolectora de café en las verdes colinas de Risaralda en el occidente de Colombia, donde cientos de indígenas de su tribu emberá encontraron refugio luego de haber sido forzados a huir de sus tierras ancestrales durante los 52 años de guerra del país.

A pesar de todo, la aldea de la colina de Santuario donde vive con su padre se ha convertido en un refugio para el creciente número de personas de su tribu emberá que se han identificado como mujeres transgénero.

Los residentes de esta conservadora comunidad eclesial apenas levantan una ceja cuando las mujeres caminan por las estrechas y empinadas calles, donde algunos las conocen como los “niños que se disfrazan”.

Lejos de las rígidas reglas de las reservas de selva autónoma de los emberás, pasan sus días libres en la frondosa plaza de la aldea a la sombra de la iglesia, con coloridos vestidos plisados, faldas y comiendo helado.

La mayor parte de su salario semanal de aproximadamente 35 dólares lo destina a maquillaje e inyecciones de hormonas.

“Aquí soy libre. Puedo usar la ropa que me gusta. Nadie nos molesta”, dijo la prima de Sintua, Claudia Correa, a quien también le pusieron un cepo por vestirse como mujer.

“No quería volver a ser un niño cuando tenía ocho años. No sé por qué”, dijo Correa, luciendo un vestido verde tradicional y un collar de cuentas.

Todavía no está claro por qué esta tribu en particular parece tener una incidencia tan alta de mujeres transgénero, aunque los expertos citan la creciente exposición de los jóvenes a las influencias externas.

El padre de Sintua, Ramiro, que vive con ella en un piso alquilado en mal estado de la ciudad, dijo que el fenómeno parecía haber crecido como una bola de nieve en los últimos años.

“Comenzó hace más de cinco años con un disfraz de mujer y luego otros siguieron”, dijo Ramiro, quien también trabaja como recolector de café.

“María me pidió perdón. Acepté. ¿Qué más puedo hacer? No puedo evitar que se ponga ropa de mujer. Además, ella trabaja como un hombre”.

APERTURA

Colombia ha logrado avances significativos en los derechos LGBT+ desde 2015, permitiendo que las parejas del mismo sexo se casen y adopten niños. Las personas transgénero pueden cambiar sus nombres en tarjetas de identidad.

Pero la homosexualidad permanece en gran medida oculta entre sus 87 tribus indígenas, que representan alrededor de 1,4 millones de personas, dijo el antropólogo Axel Rojas.

Las comunidades indígenas enfrentan una tensión constante entre la necesidad de preservar su cultura y tradiciones y el mundo moderno, incluidos los derechos LGBT+, dijo Rojas, profesor de la Universidad Colombiana del Cauca.

“El tema de la diversidad sexual sigue siendo un tema que las comunidades no saben muy bien cómo encajar”, dijo Rojas.

“Creo que el papel de los jóvenes indígenas ha sido muy importante para abrir este debate”.

“Sin embargo, estamos en el momento en que la mayoría de los pueblos indígenas se enfocan en los procesos de fortalecimiento de su cultura, una reactivación cultural que implica, en la mayoría de los casos, un retorno a la tradición”.

“MUJERES FALSAS”

El pueblo emberá, una tribu de 30,000 cazadores-recolectores seminómadas, no tiene palabras para transgénero y en cambio se refieren a alguien que se ha “convertido”. Otros grupos indígenas describen a las mujeres transgénero como “mujeres falsas”.

La Organización Nacional Indígena de Colombia declinó hacer comentarios sobre el tema. El líder de una reserva emberá en Risaralda ha sido citado en los medios locales diciendo que no era natural que un hombre se convirtiera en mujer, o viceversa.

“Las mujeres trans en Santuario están viviendo una vida muy solitaria porque no son parte de sus comunidades (...) cuando son expulsadas, pierden todo el apoyo de la comunidad”, dijo Rojas.

“Son personas que han sido rechazadas o han recibido mucha violencia, y han migrado a un lugar donde hay aceptación entre comillas”, dijo.

Los activistas dicen que estas mujeres, muchas de las cuales son analfabetas y hablan poco español, son particularmente vulnerables a ser explotadas sexualmente.

Sin embargo, en Santuario, donde se estima que al menos 30 mujeres transgénero de la tribu emberá viven, han encontrado un santuario de algún tipo.

Sintua dijo que su castigo no había cambiado la forma en que se sentía, y que ella y su amiga María Yuliana se están inyectando hormonas para comenzar su transición.

“Quiero tener un trasero y senos más grandes”, dijo Yuliana, riéndose. “Algún día quiero tener una operación y ser una mujer completa. He oído que es muy caro. Seré mujer hasta el día de mi muerte”.

Por Anastasia Moloney @anastasiabogota. Editado en español por Juana Casas. La Fundación Thomson Reuters es la rama caritativa de Thomson Reuters, que cubre noticias sobre temas humanitarios, derechos de la mujer, trata, derechos a la propiedad, cambio climático y resiliencia. Visite www.trust.org

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below