October 10, 2018 / 4:03 PM / 8 days ago

Detienen a líder opositora peruana Keiko Fujimori acusada de recibir dinero de Odebrecht

LIMA (Reuters) - La líder de la oposición en Perú, Keiko Fujimori, fue detenida el miércoles por presunto lavado de activos y aportes ilegales a su partido de parte de la brasileña Odebrecht, en otro golpe contra el clan familiar luego de que un juez anulara la semana pasada un indulto a su padre, el expresidente Alberto Fujimori.

Simpatizantes protestan frente a la prefectura donde Keiko Fujimori está detenida en Lima, Perú, 10 de octubre de 2018. REUTERS/Mariana Bazo - RC19C9F0EA80

Imágenes de la televisión local mostraron a Keiko Fujimori custodiada por policías al ser trasladada a una sede judicial en Lima, con las manos hacia adelante y cubiertas con una prenda de vestir para ocultar las esposas, según testigos.

En un mensaje vía Twitter, Keiko Fujimori afirmó que la privaron de libertad “sin pruebas” en su contra y se declaró como una perseguida política en el país andino.

Su abogada, Giuliana Loza, afirmó que Fujimori quedó detenida sorpresivamente al ingresar a la Fiscalía para declarar sobre el caso que incluye también presuntos aportes ilegales de la empresa constructora brasileña a su partido político para financiar parte de su campaña presidencial del 2011.

“No existe elemento de convicción y prueba alguna en su contra y no entendemos cómo un requerimiento abusivo, arbitrario, pueda haber generado que se recorte la libertad a Keiko Fujimori”, dijo Loza a la radioemisora local RPP.

La Fiscalía informó a Fujimori que tenía una orden de detención por 10 días, junto a otras 19 personas, entre ellos dos exministros del gobierno de su padre, relató la abogada.

Loza dijo que apelará la medida para bloquear la detención.

El Poder Judicial dijo a través de Twitter que la orden de detención “es dictada por fundados elementos de convicción que relacionan a los antes citados con el delito de lavado de activos, peligro de fuga y obstaculización de la investigación”.

La detención fue ordenada por el juez Richard Concepción Carhuancho, a pedido de un fiscal que investiga a Fujimori por presunto enriquecimiento ilícito y por encabezar una organización criminal, según un documento visto por Reuters.

El documento refirió que el partido de derecha Fuerza 2011 que participó en las elecciones de ese año -ahora Fuerza Popular con mayoría en el Congreso- tenía entre sus fines obtener poder político, “recibiendo para ello aportes ilícitos provenientes de actos de corrupción del grupo empresarial brasileño Odebrecht”.

CRISPACIÓN POLÍTICA

Según la investigación, el expresidente de la firma constructora en Perú Jorge Barata, en una declaración a fiscales peruanos en Brasil en febrero de este año, corroboró el aporte de 1,2 millones de dólares por parte de Odebrecht en el 2011.

Ese año, Keiko Fujimori -la mayor de cuatro hermanos- perdió la presidencia frente al militar retirado Ollanta Humala, quien fue detenido durante casi 10 meses hasta abril acusado también de recibir presuntos fondos ilegales de Odebrecht.

El escándalo de corrupción de Obrechect, que ha reconocido sobornos en varios países de Latinomérica, ha salpicado a los gobiernos de los últimos cuatro presidentes de Perú.

Legisladores del poderoso partido de Fujimori, de 43 años, rechazaron la detención preliminar de la política, lo que podría vislumbrar una mayor crispación política en medio de choques entre el Congreso y el presidente Martín Vizcarra.

“Vamos a salir a las calles. Nuestra defensa no sólo será legal, sino política”, dijo la legisladora Alejandra Aramayo en una conferencia de prensa de miembros del partido de Fujimori, que ha perdido las dos últimas elecciones presidenciales.

Decenas de simpatizantes de Fujimori se reunieron frente a la sede fiscal en Lima con cartelas de apoyo y gritaban “¡Libertad para Fujimori!”, mostró la televisión local.

El esposo de Keiko, el estadounidense Mark Vito, quien también está incluido en las investigaciones, dijo que la medida “es un abuso”. “Mi esposa ha sufrido 18 años de una persecución política, siempre ha colaborado con la justicia, pero hoy día detenerla de esta manera completamente innecesaria prueba que esta injusticia ha llegado a su punto máximo”, afirmó.

La semana pasada, un juez de la Corte Suprema anuló un indulto concedido al exmandatario Alberto Fujimori a fines del 2017 y ordenó su captura para que cumpla una condena de 25 años de prisión por violación a los derechos humanos.

El expresidente, quien gobernó entre 1990 y el 2000, fue internado en un clínica poco después de la anulación de su indulto debido a una afección cardiaca, según sus médicos.

La detención de Keiko Fujimori se da en momentos en que Vizcarra, quien asumió en marzo tras la renuncia de Pedro Pablo Kuczynski por presión del partido opositor, llamó a un referéndum para diciembre sobre reformas al sistema político y judicial, en busca de frenar la corrupción.

Reporte de Marco Aquino, Ana María Espinoza y Mitra Taj; Editado por Javier López de Lérida y Juana Casas

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below