October 24, 2018 / 10:00 AM / a month ago

Residentes en costa occidental de México limpian destrozos causados por huracán Willa

ESCUINAPA, México (Reuters) - Residentes limpiaban el miércoles los destrozos provocados por el paso del huracán Willa, que azotó durante la noche y madrugada ciudades en la costa occidental de México arrancando techos y derribando cables de energía eléctrica y árboles.

Un niño camina cerca de un árbol que cayó sobre un automóvil a lo largo de una calle en Escuinapa, cerca del extremo sur del estado de Sinaloa después del paso del huracán Willa, México, 24 de octubre de 2018. REUTERS/Henry Romero

Willa impactó el martes por la noche en el noroccidental estado de Sinaloa con vientos máximos sostenidos de 195 kilómetros por hora (kph).

“Parecía el fin del mundo”, contó Alma Rosa Ramírez, una residente de 45 años de la ciudad de Escuinapa, mientras describía cómo vibraba su casa con los vientos.

Ahora, con el sol asomándose, muchos otros residentes salieron a las calles a recoger escombros, mientras que equipos de emergencia trabajaban para restablecer los servicios básicos.

Ramírez llegó a su pequeño puesto de frutas y verduras a la sombra de una gran iglesia de piedra en la plaza central de Escuinapa, temiendo que la tormenta hubiera devastado la región agrícola que le suministra las zanahorias y chiles que vende. “Ahora va a haber mucha pobreza”, dijo.

Pese a que se trató de uno de los huracanes más poderosos que ha golpeado en los últimos años la costa occidental del país, no se han reportado muertes ya que miles de personas fueron evacuadas en las ciudades costeras y centros turísticos antes del paso de la tormenta.

“Saldo blanco sin afectaciones mayores, la población se refugió a tiempo y ese es el resultado”, dijo a Reuters el coordinador nacional de Protección Civil, Luis Felipe Puente.

En otro lado de Escuinapa, Virginia Medina, una jubilada de 74 años, observaba desde una silla de plástico con un pequeño gato sobre las piernas los daños en su vivienda: Un techo de metal corrugado que se derrumbó, agua acumulada en la cocina y ramas retorcidas en los patios.

“Aquí en el barrio muchas paredes se cayeron. Ahora no hay luz, no hay gas, no hay nada”, dijo Medina.

Willa golpeó la costa como un huracán categoría 3 cerca de la localidad de Isla del Bosque, al sur del popular centro turístico de Mazatlán. El lunes alcanzó categoría 5, con vientos máximos sostenidos de unos 260 kph, antes de debilitarse.

El ciclón se disipó el miércoles cuando avanzaba sobre territorio mexicano con dirección noreste, dijo el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos (CNH).

Reporte adicional de Dave Graham y Daina Beth Solomon. Editado por Miguel Angel Gutiérrez y Silene Ramírez

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below