October 27, 2018 / 9:20 PM / 17 days ago

Esperanzas de la izquierda brasileña de alcanzar a Bolsonaro se reducen en víspera de balotaje

En la imagen, el excandidato presidencial brasileño Ciro Gomes. REUTERS/Nacho Doce.

BRASILIA (Reuters) - Las posibilidades de que el candidato izquierdista Fernando Haddad reduzca la ventaja que tiene el derechista Jair Bolsonaro de cara a la segunda vuelta de las elecciones presidenciales en Brasil sufrieron un duro golpe el sábado, ya que el exalcalde de Sao Paulo no sumó un respaldo clave a un día de los comicios.

El excandidato presidencial de centroizquierda Ciro Gomes dijo en un video en las redes sociales que no tomará partido en la segunda vuelta, evitando un apoyo al representante del Partido de los Trabajadores (PT).

Gomes, un exgobernador del nororiental estado de Ceará, es una figura influyente en la región más pobre de Brasil y su respaldo podría haber sido fundamental en la elección más polarizada en el gigante sudamericano en una generación.

Haddad redujo la ventaja de Bolsonaro a 12 puntos porcentuales en la última encuesta de opinión divulgada el jueves y esperaba el crucial apoyo de Gomes para derrotar a Bolsonaro. Las últimas encuestas antes del balotaje se divulgarán más tarde el sábado.

Gomes terminó tercero en la primera vuelta realizada el 7 de octubre con el 12 por ciento de los votos, detrás del 46 por ciento de Bolsonaro y del 29 por ciento de Haddad.

Haddad no logró sumar a Gomes, pero ganó el respaldo el sábado del anfitrión de YouTube más popular de Brasil, Felipe Neto, que tiene 27,7 millones de seguidores en su canal. Un popular juez, Joaquim Barbosa, que encarceló a varios líderes del PT por corrupción, también salió en apoyo de Haddad.

“Todo cambió cuando (Bolsonaro) dijo que barrerá con todos los opositores hacia fuera del país o a la cárcel. En 16 años del PT me robaron, pero nunca me amenazaron”, escribió Neto por Twitter.

Bolsonaro, un capitán en retiro del Ejército, está a punto de convertirse en el primer presidente de extrema derecha de Brasil desde el final de la dictadura militar de 1964-1985, bajo promesas de que acabará con la delincuencia y la corrupción.

El diputado de 63 años se ha presentado a sí mismo como un candidato que rechaza a la clase dirigente brasileña, apelando al apoyo de votantes que están hartos de la corrupción política y de los delitos violentos.

Reporte de Anthony Boadle. Editado en español por Rodrigo Charme

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below