October 29, 2018 / 11:41 AM / 21 days ago

Presidente electo de Brasil busca una relación más estrecha con EEUU

RÍO DE JANEIRO/BRASILIA (Reuters) - Jair Bolsonaro, un capitán retirado del ejército con ideas de extrema derecha que ganó la elección presidencial de Brasil, dijo el lunes que seguirá buscando este año flexibilizar las leyes sobre armas y que planea viajar a Washington luego de hablar con el mandatario de Estados Unidos, Donald Trump.

Jair Bolsonaro, legislador de extrema derecha y candidato presidencial del Partido Social Liberal (PSL), hace gestos en un centro de votación en Río de Janeiro, Brasil, el 28 de octubre de 2018. REUTERS/Pilar Olivares

Bolsonaro, quien durante su carrera como legislador se declaró “en favor” de las dictaduras y demandó disolver el Congreso, prometió el domingo adherir a los principios democráticos mientras sostenía una copia de la Constitución del país.

Trump dijo que tuvo una “excelente llamada telefónica” para felicitar a Bolsonaro y escribió en Twitter sobre sus planes para “trabajar estrechamente en Comercio, Defensa y todo lo demás!”.

Los inversores reaccionaron de gran forma al triunfo de Bolsonaro. El índice Bovespa llegó a subir un 3,1 por ciento para tocar un máximo récord, pero luego cedió sus alzas y cerró con pérdidas por una toma de ganancias. El real, en tanto, se depreció ante el dólar.

Los mercados habían subido impulsados por el avance de Bolsonaro, quien ha prometido reducir rápidamente el déficit presupuestario de Brasil y privatizar empresas estatales, pero los inversores dijeron que mayores alzas dependerán de señales más claras de que cumplirá con su agenda.

No obstante, su elección alarmó a críticos en todo el mundo, dada su defensa de la dictadura militar de Brasil entre 1964-1985, su promesa de barrer con sus opositores de izquierda y su historial de comentarios ofensivos sobre homosexuales, mujeres y minorías.

Su victoria lleva de regreso a los militares a la primera línea de la política brasileña después de tres décadas de bajo perfil tras la dictadura. Varios generales retirados asumirán como ministros y asesores cercanos del nuevo gobernante.

“Todos ustedes son testigos de que este gobierno será defensor de la Constitución, la libertad y de Dios”, dijo Bolsonaro en un video en vivo en Facebook, en uno de sus primeros comentarios después de la victoria.

El futuro jefe de gabinete del presidente electo dijo a Reuters que el primer viaje internacional de Bolsonaro será a Chile -otro de los países sudamericanos que dio un giro a la derecha en sus más recientes elecciones- y espera visitar pronto Estados Unidos.

ACERCAMIENTO CON EEUU

Bolsonaro, de 63 años y quien se declara un admirador de Trump, prometió realinear a Brasil con las economías más avanzadas como Estados Unidos, revisando las prioridades diplomáticas tras casi una década y media de gobiernos de izquierda.

En una llamada telefónica con el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, Bolsonaro discutió el lunes la colaboración en temas prioritarios de política exterior, incluida Venezuela, la lucha contra el crimen transnacional y formas de fortalecer los lazos económicos.

Bolsonaro ha prometido aumentar la presión sobre el Gobierno de Venezuela para que realice elecciones libres que podrían frenar el flujo de refugiados que ingresan a Brasil y Colombia, otro país liderado por un presidente conservador.

En una entrevista en la noche del lunes con TV Record, Bolsonaro ofreció algunas medidas concretas para combatir la corrupción y el delito, dos ejes centrales de su campaña. Aseguró que presionaría al Congreso para que flexibilice las duras leyes que restringen la posesión de armas este año, incluso antes de asumir el cargo el 1 de enero.

Bolsonaro también afirmó que quiere nominar al juez Sergio Moro, quien estuvo a cargo de importantes casos de corrupción, al Supremo Tribunal Federal o para que sirva como su ministro de Justicia.

Moro, quien encabezó los juicios de la investigación “Lavado de Autos” que llevaron a la condena de decenas de políticos de alto rango y empresarios por una extendida trama de sobornos, incluido el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, no respondió inmediatamente a una solicitud de comentarios.

Bolsonaro recibió el 55,2 por ciento de los votos en la segunda vuelta frente al 44,8 por ciento de su rival de izquierda, Fernando Haddad, según el Tribunal Superior Electoral (TSE).

Reporte de Ricardo Brito en Rio de Janeiro y Anthony Boadle en Brasilia, editado en español por Gabriela Donoso, Javier Leira y Riardo Figueroa

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below