October 29, 2018 / 7:53 PM / 20 days ago

Feria internacional encuentra a Cuba en un duro momento económico y enfrentada a Trump

LA HABANA (Reuters) - Cuba inauguró el lunes su feria internacional, cada vez más desafiante ante la creciente agresividad del Gobierno estadounidense y el abrupto declive en el comercio exterior.

El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, habla durante la ceremonia de apertura del 26º Festival Internacional de Ballet de La Habana en el Gran Teatro de La Habana Alicia Alonso en La Habana, Cuba, 28 de octubre de 2018. REUTERS/Alexandre Meneghini - RC19EF9E3FE0

El evento anual, celebrado en un extenso parque en las afueras de La Habana, atrae a cientos de empresas y delegaciones de gobiernos de todo el mundo, incluidos muchos aliados de Estados Unidos.

La feria, que incluye un foro de inversión, está diseñada como el principal centro de negocios de Cuba y una muestra de apoyo internacional frente a las sanciones de Estados Unidos.

El presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, quien reemplazó a Raúl Castro en abril, cortó la cinta y recorrió los terrenos. “Ratifica el interés internacional en el comercio con Cuba a pesar del bloqueo (de Estados Unidos)”, publicó luego en Twitter.

El presidente de Panamá visitará la feria el martes, Alemania abrirá una oficina de comercio, la mayoría de las compañías que asisten vienen de España y está previsto que Rusia firme una serie de negocios.

Al inaugurar el pabellón de Rusia en la feria, el viceprimer ministro ruso, Yuri Borisov, destacó que su país “tiene grandes intereses en las relaciones a largo plazo con Cuba (...) En la comisión intergubernamental de hoy, analizaremos proyectos bilaterales de gran envergadura para los próximos años”.

La feria de este año encuentra al país, gobernado por el Partido Comunista, con una grave escasez de efectivo y un estancamiento. Los esfuerzos para atraer más inversión extranjera para superar la crisis se han quedado cortos.

La inversión extranjera directa en Cuba ha promediado cientos de millones de dólares en los últimos años, según el gobierno, lo que se compara con los 2.500 millones de dólares anuales a los que aspira.

El ministro de Comercio Exterior e Inversión Extranjera, Rodrigo Malmierca, echó la culpa a todo, desde las sanciones estadounidenses y el cambio climático hasta el “resurgimiento del nacionalismo y el proteccionismo” por los problemas económicos del país.

Malmierca no mencionó la crisis que afecta a Venezuela ni la consecuente disminución de petróleo subsidiado por Caracas.

Las islas caribeña está haciendo esfuerzos para pagar a los proveedores extranjeros. Malmierca agradeció a los socios económicos “que nos respaldan en estas circunstancias” y prometió “cumplir con nuestras obligaciones”.

Malmierca también dio la bienvenida a la docena de compañías estadounidenses que participa en la feria y que considera una “ventaja mutua” trabajar con empresas cubanas. Las relaciones entre Estados Unidos y Cuba se han deteriorado drásticamente desde que Donald Trump llegó a la presidencia.

Reporte adicional de Marc Frank; Editado en español por Javier López de Lérida y Silene Ramírez

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below