November 1, 2018 / 3:09 PM / 14 days ago

SONDEO-Corriente alcista del real brasileño se acaba con la victoria de Bolsonaro

BRASILIA (Reuters) - El real brasileño se mantendría en su nivel actual en los próximos meses, según el último sondeo de Reuters, luego de que la victoria del legislador de extrema derecha Jair Bolsonaro en las elecciones presidenciales puso fin a una venta masiva de divisas.

Billetes de reales brasileños son fotografiados en el Centro Cultural del Banco de Brasil (CCBB) en Río de Janeiro, Brasil, 17 de noviembre de 2017. REUTERS / Pilar Olivares

Un resultado potencial sigue a meses de discusiones de estrategas y economistas sobre si la moneda estaba excesivamente barata o sobrevalorada.

Después de un fuerte repunte que llevó al real a máximos de cinco meses, los encuestados dijeron que los inversores en los mercados de divisas parecen estar en sintonía con la perspectiva de un optimismo cauto sobre las reformas fiscales, equilibrado con preocupaciones sobre el compromiso de Bolsonaro con una agenda de libre mercado y su capacidad para conseguir apoyo en el Congreso.

“El candidato con el discurso amigable con el mercado ganó, pero hay claros desafíos de gobierno que deben resolverse. No hay espacio para una luna de miel larga”, dijo el economista de Goldman Sachs Alberto Ramos.

El real brasileño probablemente se debilite a 3,75 unidades por dólar en 12 meses, según 30 previsiones compiladas del 29 al 31 de octubre, en comparación con las 3,72 unidades del cierre del miércoles.

El pronóstico se compara también con las 3,85 unidades por dólar en la encuesta anterior, una señal de que los riesgos se desvanecen luego de que Bolsonaro venció a su rival Fernando Haddad en las elecciones del mes pasado.

Analistas e inversores creían que Haddad dudaría en avanzar en privatizaciones, desregulación y recortes de gastos que frenen un creciente déficit fiscal.

Trece de los 20 encuestados que participaron en ambas encuestas revisaron sus pronósticos porque esperan un real más fuerte dentro de un año. Cuatro mantuvieron sus predicciones y sólo tres las bajaron.

Las previsiones oscilaron entre 3,2 y 4,65 unidades por dólar, casi en línea con los resultados de la encuesta anterior que sugirieron que el real brasileño recibiría un golpe más fuerte.

Las expectativas ponen relieve cuánto queda pendiente en la mayor economía de América Latina después de una elección presidencial polarizada marcada por la violencia, los ataques verbales entre los candidatos y el poco debate de políticas.

OPTIMISMO EN MÉXICO

En contraste, los encuestados se mostraron optimistas sobre las perspectivas para el peso mexicano, pese a que la cancelación de un nuevo aeropuerto parcialmente construido en la Ciudad de México provocó una fuerte baja.

El peso perdió un 4,8 por ciento esta semana hasta el miércoles después de que el presidente electo Andrés Manuel López Obrador decidió prestar atención a los resultados de un referéndum informal que pedía abandonar el proyecto actual.

Fitch Ratings advirtió de una probabilidad del 50 por ciento de un baja de la calificación soberana del país, temeroso de que Obrador pueda socavar reformas económicas, como la apertura del sector de petróleo y gas al capital privado.

Mientras tanto, el banco central mexicano podría aumentar las tasas de interés para frenar las salidas de divisas.

El peso se fortalecería a 19 unidades por dólar en 12 meses, según la mediana de 23 pronósticos de la encuesta de Reuters, un poco más débil que en el sondeo anterior, de 18,835, pero un 7 por ciento más fuerte que el cierre del miércoles.

Siete de los 12 encuestados que también participaron en el sondeo de octubre bajaron sus estimaciones a un año, pero tres pronosticaron una moneda más fuerte y dos las mantuvieron.

“Creemos que los precios de los activos mexicanos encontrarán un nuevo equilibrio en algún momento y aparecerán oportunidades interesantes. Pero creemos que los mercados necesitarán una catarsis antes de que lleguemos allí”, escribieron los estrategas de XP Investimentos en un informe.

Como los dos mercados más grandes de América Latina, México y Brasil compiten en gran medida por el capital extranjero especulativo. En septiembre, el peso registró su peor caída mensual frente al real brasileño desde 2003.

Reporte de Bruno Federowski; Editado en español por Javier López de Lérida

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below