5 de diciembre de 2012 / 1:22 / en 5 años

Colombia pide claridad a las FARC sobre secuestros y víctimas

Por Luis Jaime Acosta

BOGOTA (Reuters) - Colombia pidió el martes a las FARC aclarar su posición frente al secuestro y la compensación a las víctimas, una día antes del inicio en La Habana de la segunda fase de la negociación de paz con la que se busca poner fin a un conflicto de casi 50 años.

El Gobierno y las izquierdistas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia iniciaron en noviembre en Cuba un proceso de paz, el primero en más de una década, con el que buscan una solución negociada a la confrontación que ha dejado miles de muertos y que impide un mayor crecimiento a la cuarta economía de América Latina.

“Las FARC tienen que responder a las víctimas, tienen que clarificar el problema del secuestro, la manera de afrontar el tema del secuestro no es con ambigüedades”, dijo el jefe del equipo negociador del Gobierno, Humberto de la Calle.

“El Gobierno espera pronunciamientos claros y categóricos sobre este tema en el esquema del problema y la forma de brindar a las víctimas reparación y verdad”, precisó.

De la Calle se refirió implícitamente a las declaraciones de una integrante de la delegación de las FARC que dijo en La Habana que ese grupo rebelde, considerado como una organización terrorista por Estados Unidos y la Unión Europea, tenía prisioneros de guerra y que aspiraba a intercambiarlos por guerrilleros presos.

Las declaraciones de Sandra Ramírez, ex compañera sentimental del fundador y máximo comandante de las FARC, Manuel Marulanda, quien murió en el 2008 de un ataque al corazón en la selva, provocaron críticas al grupo rebelde que en febrero anunció la suspensión del secuestro con fines extorsivos.

Pero Rodrigo Granda y Jesús Santrich, dos líderes rebeldes del más alto rango y que hacen parte del equipo negociador de la guerrilla, desmintieron a Ramírez y ratificaron que las FARC no tienen secuestrados.

De acuerdo con analistas, más allá de una contradicción entre los guerrilleros, el doble mensaje genera dudas sobre la honestidad de las FARC respecto al secuestro.

BUEN BALANCE DE PRIMERA RONDA

Aunque previamente también habían asegurado que ninguna de sus estructuras militares mantenía a civiles secuestrados, a finales de noviembre esa guerrilla entregó a la Cruz Roja Internacional a cuatro ciudadanos chinos que permanecieron retenidos durante 17 meses en una zona selvática del sur de Colombia.

En el inicio de la primera fase de la negociación, las FARC, diezmadas por una ofensiva en la que han muerto varios de sus más importantes comandantes mientras que miles de combatientes han desertado, declararon un cese unilateral de hostilidades por dos meses, el primero en más de una década, una decisión para facilitar el proceso.

Sin embargo, el Gobierno de Bogotá ratificó su decisión de mantener las operaciones contra la guerrilla y anunció que un cese al fuego sólo se dará al final del proceso de paz, si resulta exitoso.

Aunque pasaron de 17.000 combatientes a unos 9.000 en la actualidad y fueron obligadas a replegarse a apartadas zonas selváticas y montañosas por la ofensiva militar en su contra, las FARC aún mantienen la capacidad de realizar ataques de gran impacto, inclusive en los centros urbanos.

El Gobierno y las FARC concluyeron la semana pasada en La Habana la primera ronda de las conversaciones sin lograr un acuerdo concreto.

Sin embargo, la ronda fue calificada de exitosa por líderes de ese grupo rebelde, mientras que el presidente Juan Manuel Santos dijo que el balance fue positivo.

Las partes abordan actualmente el tema del desarrollo agrario, que incluye acceso y uso de la tierra, programas de desarrollo con enfoque territorial, infraestructura y adecuación de tierras, desarrollo social (salud, educación, vivienda, erradicación de la pobreza), estímulo a la producción agropecuaria y sistema de seguridad alimentaria.

Bajo el principio de “nada está acordado hasta que todo esté acordado”, el Gobierno y las FARC deberán hablar luego sobre garantías para el ejercicio de la oposición política, fin del conflicto, lucha contra el narcotráfico y la compensación a las víctimas.

Reporte de Luis Jaime Acosta.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below