19 de diciembre de 2012 / 0:45 / en 5 años

Fecha de asunción de Chávez en Venezuela enfrenta a Gobierno con oposición

Por Marianna Párraga

Foto de archivo del presidente de Venezuela, Hugo Chávez, durante la ceremonia de juramento al cargo de su ministro de Defensa, Alfredo Molero, en el palacio de Miraflores en Caracas, dic 10 2012. La posibilidad de postergar la fecha en que el convaleciente Hugo Chávez debe asumir un nuevo mandato presidencial en Venezuela enfrenta al oficialismo con la oposición, que exige respetar los tiempos legales y llamar a nuevas elecciones si el mandatario no se recupera antes del 10 de enero. REUTERS/Miraflores Palace/Handout Imagen para uso no comercial, ni ventas, ni archivos. Solo para uso editorial. No para su venta en marketing o campañas publicitarias. Esta imagen fue entregada por un tercero y es distribuida, exactamente como fue recibida por Reuters, como un servicio para clientes.

CARACAS (Reuters) - La posibilidad de postergar la fecha en la que el convaleciente Hugo Chávez debe asumir un nuevo mandato presidencial en Venezuela enfrenta al oficialismo con la oposición, que exige respetar los tiempos legales y llamar a nuevas elecciones si el mandatario no se recupera antes del 10 de enero.

El militar retirado de 58 años, que ganó su reelección en octubre con una contundente ventaja, lleva más de una semana hospitalizado en La Habana tras una delicada intervención quirúrgica por el cáncer que padece desde el 2011.

El lunes se le diagnosticó una infección respiratoria que ya fue controlada, pero deberá permanecer en absoluto reposo en los próximos días mientras recibe tratamiento y entre los venezolanos crecen las dudas sobre la real gravedad de su situación.

“Nosotros ahorita estamos concentrados en oración, en fe, en tratamiento médico, científico, de lo mejor del mundo, para que nuestro Comandante en Jefe y Presidente el 10 de enero cumpla el sagrado deber que le puso el pueblo de juramentarse para el nuevo período”, dijo el vicepresidente, Nicolás Maduro.

La Constitución venezolana establece que el presidente recientemente reelecto para un nuevo período, que lo llevará a gobernar hasta el 2019, debe tomar juramento ante la Asamblea Nacional el 10 de enero del 2013.

El también canciller recalcó que el Gobierno trabaja “sobre este escenario de su recuperación, con absoluta lealtad”.

Sin embargo, el jefe de la Asamblea venezolana, Diosdado Cabello, cree que podría postergarse el juramento de Chávez porque la voluntad popular es más importante que una fecha fijada en la carta magna.

“Tu no puedes amarrar la voluntad de un pueblo a una fecha ¿entonces si no lo hiciste ese día, si no es el 10 (de enero), la voluntad de 8 millones de personas no vale?”, dijo a periodistas Cabello, que es además líder del partido oficialista PSUV, según reseñó el miércoles el diario El Nacional.

El político, que en su carácter de presidente del poder legislativo tendría la responsabilidad de llamar a nuevas elecciones si Chávez no asume en enero, dijo estar expresando su opinión personal sobre lo que establece la Constitución.

Cabello aseguró, no obstante, que el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) aún no tiene contemplado solicitar una postergación del día de asunción.

El abogado constitucionalista José Vicente Haro dijo a Reuters que, en cualquier supuesto, a la Asamblea Nacional -de mayoría oficialista- le corresponde debatir si el 10 de enero hay una falta absoluta del Presidente que requiera volver a convocar a elecciones.

NADIE DESEA ANARQUIA

Diputados opositores rechazaron esa posición al insistir que Chávez debe retornar al país para asumir o tendrán que celebrarse elecciones en un lapso de 30 días, según dicta el artículo 233 de la Constitución.

“La ley es el orden y el orden es la paz. Estamos obligados a respetar la Constitución sin atajos ni situaciones sobrevenidas porque eso podría conllevar a una anarquía que nadie desea”, dijo a Reuters el diputado opositor Hiram Gaviria.

El Parlamento está listo para juramentar a Chávez esa fecha, en un acto que debe ser celebrado estrictamente en el territorio venezolano, agregó.

Maduro sostuvo que ante cualquier duda, el encargado de dirimir el caso es el Tribunal Supremo de Justicia, a través de la sala Constitucional.

“Si fuera necesario ustedes saben que la sala constitucional es una reserva jurídica y moral de la República y estamos seguros que está ahí, lista para cualquier consulta”, añadió, sin disipar las dudas sobre si el Gobierno baraja esta posibilidad.

Chávez lleva 14 años al mando de la potencia petrolera y en ese período empujó al país a un modelo socialista montado casi exclusivamente sobre su enorme popularidad. Un año y medio atrás fue diagnosticado con cáncer en la zona pélvica y desde entonces ha estado entrando y saliendo de la escena pública.

Con casi 8,5 millones de votos, ganó por amplia ventaja los comicios de octubre luego de una agotadora campaña de tres meses donde forzó su debilitado cuerpo, que había atravesado varios ciclos de quimio y radioterapia.

REPOSO ABSOLUTO

Chávez sorprendió a los venezolanos la semana pasada cuando, antes de partir a Cuba para su cuarta operación, encargó temporalmente a Maduro las riendas del Estado y pidió votar a por él en caso de que tuvieran que volver a convocarse elecciones presidenciales.

“Él (Chávez) dejó orientaciones públicas claras sobre cualquier escenario”, recordó Maduro.

La intervención quirúrgica, que se prolongó por seis horas y ha tenido complicaciones posteriores, no ha permitido al locuaz mandatario comunicarse directamente con los venezolanos como acostumbra hacer, ni siquiera tras la contundente victoria de su partido en los comicios regionales del domingo.

Desde que Chávez anunció una nueva recurrencia del cáncer, la pregunta obligada en el país sudamericano es si el Presidente estará capacitado para jurar dentro de tres semanas.

La Constitución venezolana, reformada en el 2009 para permitir la reelección indefinida del presidente y gobernadores, dice que si un candidato electo no puede asumir deben celebrarse nuevos comicios en un lapso de 30 días.

Pero también dice que “si por cualquier motivo sobrevenido, el Presidente de la República no pudiese tomar posesión ante la Asamblea Nacional, lo hará ante el Tribunal Supremo de Justicia”.

“Esto podría iniciar formalmente una transición en Venezuela que abonaría el terreno para una nueva elección presidencial”, dijo la firma IHS Global Insight en una nota a clientes.

Sin embargo, “dada la volatilidad del ambiente político en Venezuela, su debilidad legislativa y el control que ejerce el chavismo sobre todas las instituciones, un desenlace diferente podría permitir a Chávez de alguna forma tomar posición sin estar físicamente en el país”, añadió.

Con reporte adicional de Brian Ellsworth, Eyanir Chinea y Mario Naranjo; Editado por César Illiano y Silene Ramírez

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below