25 de enero de 2013 / 22:43 / en 5 años

ENTREVISTA-Ministro Hacienda Colombia presionará a emisor por recorte tasa

Por Dmitry Zhdannikov

DAVOS, Suiza (Reuters) - El ministro de Hacienda de Colombia aumentará el lunes la presión sobre los miembros de la dividida junta del Banco Central, en un intento por convencerlos de reducir la tasa de interés para impulsar a la economía que muestra señales de desaceleración.

Mauricio Cárdenas, quien representa al Gobierno en las reuniones de política monetaria, dijo a Reuters que tratará de influir ante la junta a favor del argumento del presidente, Juan Manuel Santos, de que se necesita una política monetaria más expansiva para impulsar el crecimiento.

“El presidente está haciendo muy explícito en que hay buenos argumentos para la reducción de las tasas de interés”, dijo Cárdenas durante una entrevista en el Foro Económico Mundial en Davos, Suiza.

“Ese es el punto que yo voy a hacer el lunes. Vamos a ver lo que la mayoría de los miembros de la junta del Banco Central piensa”, agregó.

El banco, independiente según la Constitución, se ha enfrentado a una mayor insistencia del Gobierno en los últimos días para reducir la tasa desde el actual 4,25 por ciento y así proporcionar un estímulo adicional a la economía, tras decepcionantes cifras del tercer trimestre que muestran un crecimiento débil en la industria y los sectores exportadores.

El Gobierno redujo su previsión de crecimiento del Producto Interno Bruto para el 2012 a 4 por ciento desde el 4,8 por ciento previo, que lo ve como su potencial.

La inflación terminó el 2012 en un 2,44 por ciento, por debajo del punto medio del rango de 2 a 4 por ciento que fijó como meta el Banco Central.

Los siete miembros de la junta del Banco Central analizarán el lunes los últimos datos económicos y decidirán si la tasa de interés de referencia debe reducirse o si la flexibilización monetaria adicional podría generar demasiados préstamos bancarios y muchos endeudamiento de los hogares.

La junta luchó el mes pasado para ponerse de acuerdo sobre un recorte de un cuarto de punto, en un encuentro que terminó con una división de tres líneas que incluyó algunos miembros pidiendo una reducción mayor y sólo uno defendiendo la estabilidad de la tasa.

En un sondeo de Reuters esta semana entre 34 economistas, todos menos uno respondió que espera que el banco reduzca su tasa a un 4 por ciento.

Cárdenas, un economista de 50 años, sostuvo que una tasa de interés más baja ayudaría a reducir la presión sobre la moneda colombiana, el peso, que el año pasado registró una apreciación de casi un 9 por ciento.

“Hay menos incentivos para que las personas traigan capital”, afirmó Cárdenas.

ARMA DE DOBLE FILO

Una ofensiva contra los grupos guerrilleros financiados por el narcotráfico ha hecho que Colombia sea mucho más atractiva para los inversores, que en el pasado fueron temerosos de visitar a un país en donde los rebeldes secuestraban trabajadores y bombardeaban empresas, mientras que los escuadrones paramilitares de ultraderecha intentaban detenerlos ante la incapacidad de las Fuerzas Armadas.

Las mejorías de seguridad de Colombia en la última década han sido un arma de doble filo para el peso porque la atracción de miles de millones de dólares en inversión extranjera ha impulsado su crecimiento, pero también ha elevando el valor de su moneda haciendo las exportaciones más caras pero las importaciones más baratas.

Algunos economistas esperan que el Banco Central de Colombia adopte medidas monetarias en su reunión el lunes, ya sea para elevar el actual nivel de compras de dólares diarios o extender el plazo más allá de finales de marzo.

Cárdenas, quien antes fue ministro de Minas y Energía de Santos, espera que las entradas de capital récord del año pasado de 16.000 millones de dólares aumenten aún más en el 2013, principalmente en los sectores petrolero y minero.

En 2002, la inversión extranjera directa fue de aproximadamente 2.000 millones de dólares.

Las bajas tasas de interés en las economías desarrolladas han llevado a los inversionistas a buscar mayores retornos en los mercados de más rápido crecimiento como Colombia, pero acelerando los flujos de capital que ejercen una presión alcista no deseada en sus monedas.

El Banco Central compró el año pasado más de 4.800 millones de dólares en el mercado cambiario para ayudar a reducir el alza del peso, mientras que el Tesoro adquirió alrededor de 1.200 millones de dólares, reveló Cárdenas, quien dijo que está dispuesto a hacer lo mismo este año.

“El mercado entiende que tenemos municiones y que las vamos a utilizar”, afirmó.

“Estamos muy preocupados cuando el tipo de cambio cae por debajo de 1.800 por dólar”, sostuvo. El peso cerró el viernes a 1.779.5 unidades por dólar.

No obstante, el ministro reiteró que no está interesado en la introducción de controles de capital para frenar la apreciación del peso.

“Nuestro programa consiste en intervenciones de tipo de cambio, pero al mismo tiempo, la competitividad mediante la reducción de costos”, explicó Cárdenas.

“Esos son instrumentos mucho mejores para hacer frente a la situación que los controles de capital, que no son tan eficaces”, dijo refiriéndose a la reducción de algunos costos como los de energía y transporte para favorecer a la industria.

Escrito por Luis Jaime Acosta. luis.acosta@thomsonreuters.com. 57 1 6344138. Editado por Manuel Farías

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below