for-phone-onlyfor-tablet-portrait-upfor-tablet-landscape-upfor-desktop-upfor-wide-desktop-up
Noticias de Negocios

RESUMEN-Confianza del consumidor en EEUU sube; sombra de COVID-19 y desempleo se mantiene

WASHINGTON, 12 jun (Reuters) - La confianza del consumidor en Estados Unidos subió a comienzos de junio por la buena respuesta de los hogares a la reapertura de los negocios y un repunte en las contrataciones, aunque no esperan una mejora significativa de la economía en medio de temores a una segunda ola de infecciones de COVID-19.

FOTO DE ARCHIVO. Compradores buscan en un supermercado mientras usan máscaras para ayudar a frenar la propagación de la enfermedad por coronavirus (COVID-19), en el norte de St. Louis, Misuri, EEUU. 4 de abril de 2020. REUTERS/Lawrence Bryant

El sondeo publicado el viernes por la Universidad de Michigan está bastante en línea con las expectativas de los economistas de que la recuperación de la recesión será larga. La Oficina Nacional de Investigación Económica declaró el lunes que la economía entró en recesión en febrero.

“Aunque la incertidumbre sobre el futuro está empezando a aliviarse, sigue más alta que en cualquier momento de la Gran Recesión”, dijo Joel Naroff, economista jefe de Naroff Economics en Holland, Pensilvania. “Eso genera dudas sobre la voluntad de comprar productos caros. Si eso no ocurre, la recuperación será más lenta de lo que esperábamos”.

El índice de la confianza del consumidor en Estados Unidos de la Universidad de Michigan subió a 78,9 desde el 72,3 en mayo.

Según indicó, “pocos consumidores anticipan el restablecimiento de condiciones económicas favorables en algún momento cercano”. Dos tercios de los consumidores en el sondeo esperan “malos tiempos financieramente” en lo que queda de año, mientras que la mitad prevé una “renovada recesión”.

Aparte del temor a una segunda ola de infecciones, los consumidores están preocupados también por un desempleo persistentemente alto que podría ralentizar la recuperación económica. Aunque se crearon 2,5 millones de empleos en mayo, sigue habiendo una brecha de casi 20 millones de puestos desde marzo, cuando cerraron los negocios no esenciales.

Las acciones en Wall Street subían, recuperando cerca de la mitad de las fuertes pérdidas de la víspera. El dólar se apreciaba frente a una cesta de seis destacadas monedas, mientras que los precios de los bonos bajaban.

Los temores de deflación se vieron algo aliviados por un reporte del Departamento del Trabajo que mostró que los precios de las importaciones subieron un 1,0% en mayo, su mayor avance desde febrero de 2019, tras caer un 2,6% en abril.

Los precios de las importaciones, que excluyen aranceles, se vieron impulsados por costos más altos de los productos petroleros y de los alimentos.

El gobierno dijo esta semana que los precios al consumidor bajaron en mayo y que hubo un sólido rebote de los precios al productor. La deflación es un declive del nivel general de precios, que es dañino durante una recesión, ya que consumidores y negocios podrían aplazar compras a la espera de precios más bajos.

El gobierno informó también que los precios de las exportaciones ganaron un 0,5% en mayo, ya que el encarecimiento de los productos no agrícolas contrarrestó la rebaja de los artículos agrícolas. Esto siguió a un desplome del 3,3% en abril. Los precios a las exportaciones cayeron un 6,0% a nivel interanual.

Editado por Carlos Serrano

for-phone-onlyfor-tablet-portrait-upfor-tablet-landscape-upfor-desktop-upfor-wide-desktop-up