for-phone-onlyfor-tablet-portrait-upfor-tablet-landscape-upfor-desktop-upfor-wide-desktop-up
Noticias de Negocios

Cosechas de Iowa sufren sequía más extendida desde 2013

FOTO DE ARCHIVO. El agricultor de maíz y soja Don Swanson se prepara para cosechar su cosecha de maíz, en Eldon, Iowa, Estados Unidos. 4 de octubre de 2019. REUTERS/Kia Johnson

CHICAGO, EEUU, 28 ago (Reuters) - Iowa, el mayor estado productor de maíz de Estados Unidos, está sufriendo su sequía más extendida desde septiembre del 2013, dijo el secretario de Agricultura, Mike Naig, el viernes, lo que aumenta los problemas de los granjeros tras una dañina tormenta.

La sequía amenaza con reducir el rendimiento de las cosechas y la calidad del grano para unos agricultores que están lidiando ya con los efectos de la pandemia del COVID-19.

El maíz de Iowa es clave para los mercados de materias primas y las cadenas de suministro global de alimentos. Una gran pérdida en el estado podría reducir la producción de Estados Unidos en un momento en que China está comprando más del grano.

“El desafío aquí, que es bastante inusual, es que estamos lidiando con adversas condiciones climáticas en una zona muy amplia del estado de Iowa”, comentó Naig.

El vendaval del 10 de agosto (fenómeno climático huracanado conocido como “derecho” en la zona) aplanó los maizales, frenando el desarrollo de las plantas, lo que se suma a la sequía que afecta a las cosechas, dijo Charles Hurburgh, experto en calidad del grano en la Iowa State University.

El Monitor de Sequía de Estados Unidos, preparado por un consorcio de meteorólogos, dijo que el 96% de Iowa sufría una sequía anormal hasta el martes, desde el 88% de la semana previa. Cerca del 61% del estado atraviesa una sequía de moderada a excepcional, frente al 45% de una semana atrás.

Hurburgh dijo que la sequía puede limitar la producción de grano e incrementar el riesgo de que afecte a la calidad. “Es la mayor área de cobertura de múltiples problemas que he visto”, dijo en una comunicación virtual con Naig.

El “derecho” afectó a más de 5,6 millones de hectáreas, o el 57% de la zona plantada de Iowa. “Estamos empezando a oír que algunos de esos campos están siendo declarados una pérdida total y viendo a agricultores destruyendo esa cosecha”, indicó Naig.

Editado en español por Carlos Serrano

for-phone-onlyfor-tablet-portrait-upfor-tablet-landscape-upfor-desktop-upfor-wide-desktop-up