for-phone-onlyfor-tablet-portrait-upfor-tablet-landscape-upfor-desktop-upfor-wide-desktop-up
Noticias Globales

Trump reconoce que no impuso sanciones por Xinjiang debido a la negociación comercial

WASHINGTON, 21 jun (Reuters) - El presidente Donald Trump se abstuvo de imponer sanciones más severas a dirigentes chinos a los que se culpa de la represión de la minoría musulmana uigur al temer que tales medidas interfirieran en las negociaciones comerciales con Pekín, según dijo en una entrevista publicada el domingo.

El presidente de Estados Unidos Donald Trump hace un anuncio sobre las relaciones comerciales de Estados Unidos con China y Hong Kong en la Casa Blanca en Washington, Estados Unidos, el 29 de mayo de 2020. REUTERS/Jonathan Ernst

“Bueno, estábamos en medio de un gran acuerdo comercial. Y yo hice un gran trato, con un potencial de compras de 250.000 millones de dólares”, dijo Trump a Axios el viernes cuando le preguntaron por qué no había promulgado sanciones contra los dirigentes del Partido Comunista relacionadas con la represión en la región de Xinjiang.

Naciones Unidas calcula que más de un millón de musulmanes han sido detenidos en campos en la región. El Departamento de Estado ha acusado a China de someter a los musulmanes a torturas y abusos.

China ha negado la existencia de dichos abusos y afirma que los campamentos ofrecen formación profesional y ayudan a combatir el extremismo.

Responsables de EEUU dijeron previamente a Reuters que desde finales de 2018 habían sopesado las sanciones contra autoridades chinas por Xinjiang pero que se abstuvieron debido a cuestiones comerciales y diplomáticas.

En el marco de la Fase 1 del acuerdo comercial negociado en 2019, que entró en vigor en febrero, China acordó comprar bienes y servicios estadounidenses adicionales por un valor de al menos 200.000 millones de dólares en un plazo de dos años.

El exasesor de seguridad nacional John Bolton alega en un nuevo libro que Trump pidió la ayuda del presidente chino Xi Jinping para ganar la reelección durante una reunión en 2019 a cambio de compras agrícolas, y Trump también animó a Xi a seguir adelante con la construcción de campamentos en Xinjiang.

Trump ha negado estas acusaciones.

Desde el año pasado, Estados Unidos ha impuesto restricciones a la importación de algunas empresas chinas y prohibiciones de visado a dirigentes chinos no identificados vinculados al Xinjiang, pero no han impuesto sanciones más severas.

Trump firmó el miércoles pasado una legislación en la que se pedían sanciones sobre Xinjiang, lo que provocó amenazas de represalias desde China. El mandatario estadounidense insistió, sin embargo, en que tenía la última palabra sobre la eventual aplicación de las medidas.

Información de Matt Spetalnick; editado por Peter Cooney; traducido por Tomás Cobos

for-phone-onlyfor-tablet-portrait-upfor-tablet-landscape-upfor-desktop-upfor-wide-desktop-up