for-phone-onlyfor-tablet-portrait-upfor-tablet-landscape-upfor-desktop-upfor-wide-desktop-up
Noticias Globales

Trump propondrá a una mujer para suceder a Ginsburg en la Corte Suprema de Estados Unidos

WASHINGTON, 19 sep (Reuters) - El presidente Donald Trump dijo el sábado que propondrá a una mujer para que se siente en la Corte Suprema de Estados Unidos, un paso que inclina la corte más a la derecha después de la muerte de la jueza progresista Ruth Bader Ginsburg.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, durante un evento de campaña en Fayetteville, Estados Unidos. 19 de septiembre de 2020. REUTERS/Tom Brenner

“Presentaré una candidata la próxima semana. Será una mujer”, dijo Trump en un mitin de campaña en Fayetteville, Carolina del Norte. “Creo que debería ser una mujer porque en realidad me gustan las mujeres mucho más que los hombres”.

Mientras Trump hablaba, los partidarios cantaban: “Llena ese asiento”.

Antes, elogió a dos mujeres como posibles opciones para la Corte Suprema de Estados Unidos: conservadoras que ascendió a los tribunales federales de apelaciones.

Trump, que tiene la oportunidad de nombrar a un tercer juez para un cargo vitalicio, mencionó a Amy Coney Barrett del Séptimo Circuito de Chicago y a Barbara Lagoa del Undécimo Circuito de Atlanta como posibles candidatas.

El fallecimiento de Ginsburg el viernes por cáncer tras 27 años en la corte entregó a Trump, quien busca la reelección el 3 de noviembre, la oportunidad de expandir la mayoría conservadora del tribunal a 6-3 en un momento de gran división política en Estados Unidos.

“Nos pusieron en esta posición de poder e importancia para tomar decisiones por las personas que tan orgullosamente nos eligieron, la más importante de las cuales ha sido considerada por mucho tiempo como la selección de los jueces de la Corte Suprema de Estados Unidos”, dijo Trump en Twitter.

“¡Tenemos esta obligación, sin demora!”.

Cualquier nominación requerirá la aprobación en el Senado, donde los republicanos de Trump tienen una mayoría de 53-47.

No todos los senadores republicanos respaldaron la iniciativa. Susan Collins de Maine dijo el sábado que Trump debería esperar antes de realizar un nombramiento.

“Para ser justos con el pueblo estadounidense, que reelegirá al presidente o seleccionará uno nuevo, la decisión sobre una designación vitalicia en la Corte Suprema debería ser hecha por el presidente que resulte electo el 3 de noviembre”, dijo en Twitter Collins, que a su vez enfrenta una dura campaña por su propia reelección.

MOLESTIA DEMÓCRATA

Los demócratas todavía están furiosos por la negativa del Senado republicano a pronunciarse sobre el candidato a la Corte Suprema del expresidente demócrata Barack Obama, Merrick Garland, en 2016, después de que el juez conservador Antonin Scalia murió 10 meses antes de la elección.

El líder republicano del Senado, Mitch McConnell, había dicho en 2016 que el Senado no debería resolver sobre un candidato a la corte durante un año de elecciones, una postura que ha revertido desde entonces.

Aún si los demócratas ganan la Casa Blanca y una mayoría en el Senado en las elecciones de noviembre, Trump y McConnell tienen tiempo debido a que el nuevo Congreso en pleno no será jurará hasta el 3 de enero.

Algunos legisladores demócratas plantearon la posibilidad de agregar más jueces supremos el próximo año para equilibrar a los nominados de Trump si logran el control de la Casa Blanca y el Senado en las elecciones de noviembre.

McConnell, quien ha convertido en una prioridad la confirmación de los nominados de Trump para la justicia federal, dijo que la cámara votará sobre cualquiera de sus candidatos.

Como tienen pocas posibilidades de bloquear la elección de Trump, los demócratas quieren impulsar la oposición del público al plan.

“El foco tiene que estar en mostrar al público qué está en juego en esta pelea. Y lo que está en juego es el acceso de la gente al cuidado de la salud, los derechos de los trabajadores y de las mujeres”, dijo el senador demócrata Chris Van Hollen en una entrevista telefónica.

El propio Obama pidió el sábado a los republicanos del Senado que honren lo que él llamó un principio “inventado” de 2016.

“Un principio básico de la ley -y de la justicia cotidiana- es que aplicamos las reglas con coherencia, y no basadas en lo que es conveniente o ventajoso en el momento”, dijo Obama en una declaración publicada en Internet.

Reporte de Lawrence Hurley y Steve Holland en Washington; reporte adicional de Rick Cowan en Washington; editado por Gabriel Burin

Nuestros Estándares: Los principios Thomson Reuters.

for-phone-onlyfor-tablet-portrait-upfor-tablet-landscape-upfor-desktop-upfor-wide-desktop-up