for-phone-onlyfor-tablet-portrait-upfor-tablet-landscape-upfor-desktop-upfor-wide-desktop-up
Noticias Globales

Gente presenta sus respetos a la jueza Ruth Bader Ginsburg en la Corte Suprema de EEUU

WASHINGTON, 23 sep (Reuters) - Personas de luto desfilaron silenciosamente por delante del ataúd envuelto en una bandera de la fallecida jueza del Tribunal Supremo Ruth Bader Ginsburg, fuera del edificio de mármol blanco del tribunal, cuando el miércoles Estados Unidos iniciaba tres días de tributos a la figura progresista.

Slideshow ( 2 images )

Cientos de personas hicieron fila fuera de la corte para tener la oportunidad de presentar sus respetos a la pionera defensora de los derechos de la mujer, quien murió el viernes a los 87 años.

Dentro de la corte, los compañeros de Ginsburg la recordaron en una ceremonia privada.

“Su voz en la corte y en nuestra sala de conferencias era suave. Pero cuando habló, la gente la escuchó”, dijo el presidente de la Corte Suprema, John Roberts.

Ginsburg, quien en el transcurso de su larga carrera legal defendió la igualdad de género y otras causas progresistas, en los últimos años se convirtió en un ícono para la izquierda estadounidense.

“Es como si sintiera la mano de Dios en mi hombro diciendo tienes que venir y rendir respetos a esta persona que fue una defensora feroz de la voz de las mujeres y de sus derechos”, dijo Cecilia Ryan, 64 años, quien manejó 12 horas desde la zona de Chicago.

El presidente Donald Trump avanza rápidamente para nombrar al sustituto de Ginsburg, y sus compañeros republicanos en el Senado dicen que podrían celebrar una votación antes de las elecciones del 3 de noviembre. Eso sellaría una mayoría conservadora de 6-3 en la corte.

“Soy gay y siento que ella ha hecho más por la igualdad de derechos que nadie”, dijo Christopher Balma, de 47 años, quien esperó en la fila para pasar junto al ataúd, que estaba rodeado de flores.

“Estoy aterrorizado” ahora que Ginsburg ya no está en la corte, aseguró Balma.

Luego de dos días de ceremonia pública en la corte, Ginsburg se convertirá el viernes en la primera mujer en ser velada en una capilla ardiente en el Capitolio de Estados Unidos, cuando su ataúd sea situado en el Salón Nacional de las Estatuas.

La pionera de los derechos civiles Rosa Parks también fue velada en el Capitolio en una ceremonia similar en 2005, pero como no ocupó un cargo gubernamental o militar, no hubo una capilla ardiente.

La presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, dijo que, debido a la pandemia, una ceremonia formal que se llevará a cabo el viernes por la mañana estará limitada solo a los invitados.

En el palacio de justicia, que está cerrado al público debido a la pandemia, la jueza permanecerá en reposo bajo el pórtico al aire libre para permitir la vista del público.

Las autoridades dijeron que se requerirá el distanciamiento social y cubrirse el rostro para protegerse contra la propagación del virus. Las flores y otras ofrendas estarán prohibidas en la plaza de la corte o en su gran escalinata.

Aunque el edificio está cerrado, la silla de la sala del tribunal de Ginsburg y el banco frente a él se han cubierto con crepé de lana negra para conmemorar la ocasión, una tradición que se remonta al menos a 1873. También se colgó una cortina negra sobre las puertas de la sala del tribunal.

Reporte de Andrew Chung; Editado en español por Juana Casas

Nuestros Estándares: Los principios Thomson Reuters.

for-phone-onlyfor-tablet-portrait-upfor-tablet-landscape-upfor-desktop-upfor-wide-desktop-up