for-phone-onlyfor-tablet-portrait-upfor-tablet-landscape-upfor-desktop-upfor-wide-desktop-up
Noticias Globales

Líderes republicanos se distancian de comentarios de Trump sobre traspaso del poder en EEUU

WASHINGTON, 24 sep (Reuters) - El líder de la mayoría del Senado de Estados Unidos, Mitch McConnell, y otros republicanos de primera línea repudiaron el jueves la negativa del presidente Donald Trump a comprometerse con una transferencia pacífica del poder, y aseguraron a los votantes estadounidenses que los legisladores aceptarían el resultado de las elecciones de noviembre.

FOTO DE ARCHIVO. El líder de la mayoría del Senado, Mitch McConnell (R-KY), habla con los medios de comunicación después del almuerzo de política republicana en Capitol Hill en Washington, EEUU. 22 de septiembre de 2020. REUTERS/Joshua Roberts

Trump no quiso comprometerse a una transferencia pacífica el miércoles en respuesta a una pregunta de un reportero y dijo que esperaba que su próxima batalla electoral con el demócrata Joe Biden la resolviera la Corte Suprema.

Los demócratas acusaron a Trump de amenazar la democracia estadounidense y de politizar aún más la próxima elección para reemplazar a la fallecida jueza de la Corte Suprema Ruth Bader Ginsburg, sugiriendo que el aún no nombrado nominado intervendría en el resultado de la elección.

Los republicanos invocaron las garantías de la Constitución de los Estados Unidos, pero no condenaron abiertamente a Trump.

“El ganador de las elecciones del 3 de noviembre asumirá el 20 de enero. Habrá una transición ordenada como ha habido cada cuatro años desde 1792”, escribió McConnell en un tuit.

A McConnell se le unieron sus compañeros republicanos, incluyendo los senadores Marco Rubio y Mitt Romney y la representante Liz Cheney.

“Será una transición sin problemas, independientemente del resultado”, dijo a periodistas el líder republicano de la Cámara de Representantes Kevin McCarthy.

Trump, que va a la zaga de Biden en las encuestas de opinión nacionales, lleva mucho tiempo tratando de poner en duda la legitimidad de la elección, afirmando sin pruebas que el voto por correo estaría plagado de fraude.

Se espera que un número récord de estadounidenses voten por correo este año para evitar el coronavirus, y los demócratas esperan que los votos por correo ayuden a motivar a un gran número de votantes que se oponen a Trump.

“Presidente Trump, usted no es un dictador y Estados Unidos no permitirá que lo sea”, dijo el líder demócrata del Senado Chuck Schumer, quien tomó la palabra en el Senado para calificarlo como “la amenaza más grave” para la democracia en el país.

El senador estadounidense Bernie Sanders dijo en un discurso en Washington que Trump estaba “preparado para socavar la democracia estadounidense para mantenerse en el poder” y pidió una comisión independiente para supervisar las próximas elecciones.

El senador republicano Mike Rounds preguntó qué pasaría si Trump vence. “Si el presidente Trump gana las elecciones, ¿aceptarán los de la extrema izquierda ser pacíficos cuando las elecciones terminen? No necesitamos daños a la propiedad y no necesitamos heridos”, dijo a periodistas.

Si las elecciones de noviembre son estrechas, Trump podría impugnar los resultados en los tribunales federales con la esperanza de que se le concedan suficientes votos del Colegio Electoral para conservar la Casa Blanca, según analistas políticos.

Biden dijo a periodistas el miércoles que los comentarios de Trump sobre la transición de poder eran “irracionales”.

Reporte de Susan Heavey; editado en español por Javier López de Lérida

Nuestros Estándares: Los principios Thomson Reuters.

for-phone-onlyfor-tablet-portrait-upfor-tablet-landscape-upfor-desktop-upfor-wide-desktop-up