for-phone-onlyfor-tablet-portrait-upfor-tablet-landscape-upfor-desktop-upfor-wide-desktop-up
Noticias Globales

Biden se adelanta a Trump en Georgia y Pensilvania en la carrera a la Casa Blanca

WASHINGTON, 6 nov (Reuters) - El candidato demócrata a la presidencia de Estados Unidos, Joe Biden, ganó el viernes más terreno al presidente Donald Trump en los estados en disputa electoral de Georgia y Pensilvania, acercándose a la Casa Blanca horas después de que Trump afirmara falsamente que le estaban “robando” las elecciones.

Biden contaba con una ventaja de 253 votos electorales frente a los 214 de Trump, según la mayoría de las principales cadenas de televisión, y estaba a punto de asegurarse los 270 votos necesarios para imponerse en el Colegio Electoral en cuatro estados decisivos.

Biden, de 77 años, se convertiría en el próximo presidente de Estados Unidos de ganar en Pensilvania, o si lo hace en dos de los tres estados formados por Georgia, Nevada y Arizona. El camino de Trump a la reelección parece por el contrario estrecharse cada vez más: necesitaría asegurarse tanto Pensilvania como Georgia y superar también a Biden en Nevada o Arizona.

En Pensilvania, Estado al que le corresponden 20 votos electorales, Biden redujo la ventaja frente a Trump a poco más de 18.000 papeletas en la madrugada del viernes, mientras que su diferencia en Georgia, que aporta 16 votos electorales, se redujo a unos 650.

Se espera que esas cifras siguieran avanzando a favor de Biden, con muchos de los votos procedentes de zonas que acostumbran a votar a los demócratas todavía pendientes, incluidas las ciudades de Filadelfia y Atlanta.

Mientras tanto, Biden vio reducirse su ventaja en Arizona la mañana del viernes a alrededor de 47.000 votos, mientras que en Nevada todavía se mantenía por delante de su rival por tan sólo 12.000.

Mientras el país contenía la respiración tres días después del día de las elecciones celebradas el martes, las autoridades de Georgia y Pensilvania expresaron su optimismo sobre la posibilidad de terminar el recuento el viernes, mientras que en Arizona y Nevada todavía se esperaba que se tarden días en ultimar el proceso.

Slideshow ( 3 images )

Trump, de 74 años de edad, ha tratado de presentar como fraudulento el lento proceso de recuento de votos por correo, opción por la que optaron más votantes que en convocatorias previas debido al temor de contagio de coronavirus. A medida que ha ido avanzando el recuento de estos votos, se han ido reduciendo las amplias ventajas iniciales que tenía Trump en estados como Georgia y Pensilvania.

Históricamente, los estados se han tomado un tiempo después del día de las elecciones para contar todos los votos.

Trump publicó varios tuits en la madrugada del viernes, reiterando unas quejas que había expresado antes en la Casa Blanca. “Gano fácilmente la presidencia de los Estados Unidos con los votos emitidos legalmente”, dijo en Twitter, sin ofrecer ninguna prueba de que se hayan emitido votos ilegales.

“ELECCIONES AMAÑADAS”

En un inaudito órdago al proceso democrático, Trump compareció el jueves por la noche en la sala de prensa de la Casa Blanca y afirmó sin fundamentos que le estaban “robando” las elecciones.

Sin ofrecer prueba alguna, Trump arremetió contra los trabajadores electorales y criticó duramente el proceso de votación por adelantado, que dijo que está diseñado para manipular el voto porque favorece a Biden.

Slideshow ( 3 images )

“Están tratando de amañar las elecciones y no podemos permitir que eso suceda”, dijo Trump, quien habló durante unos 15 minutos en la sala de reuniones de la Casa Blanca antes de marcharse sin responder preguntas. Varias cadenas de televisión interrumpieron la retransmisión durante sus declaraciones, con los presentadores diciendo que necesitaban corregir sus afirmaciones.

Biden, quien previamente había insistido en su llamamiento a la paciencia mientras se cuentan los votos, respondió en Twitter: “Nadie nos va a arrebatar nuestra democracia. Ni ahora, ni nunca”.

Los incendiarios comentarios de Trump siguieron a una serie de mensajes de Twitter publicados más temprano en los que el presidente estadounidense pedía que se detuviera el recuento de votos, aunque si la votación se detuviera ahora mismo, actualmente está por detrás de Biden en suficientes estados como para tener que ceder la presidencia al demócrata.

Entretanto, el equipo de campaña de Trump siguió presentando una ráfaga de demandas en varios estados, aunque los jueces de Georgia y Michigan rechazaron rápidamente la solicitudes presentadas en dichos estados. Varios expertos legales dijeron que los casos tienen pocas posibilidades de afectar el resultado electoral, mientras que el principal asesor legal de la campaña de Biden, Bob Bauer, dijo que forman parte de una “campaña de desinformación más amplia”.

Las ajustadas elecciones ponen de manifiesto las profundas divisiones políticas de EEUU, mientras que el lento recuento de millones de votos por correo sirvió como recordatorio de un coronavirus que aún se extiende por todo el país.

De hacerse con la victoria, Biden no habrá logrado obtener el amplio repudio a Trump que esperaban los demócratas, debido al gran apoyo del que todavía disfruta el presidente a pesar de sus controvertidos cuatro años en el cargo. La influencia de Trump en el Partido Republicano seguirá siendo fuerte, incluso si finalmente pierde unas elecciones muy reñidas.

El ganador se enfrentará a una pandemia que ha matado a más de 234.000 estadounidenses y ha dejado a millones más sin trabajo, a lo que se añaden meses de disturbios por cuestiones raciales y de brutalidad policial.

Información de Jeff Mason y Trevor Hunnicutt; información adicional de Lawrence Hurley, Julia Harte, Jason Lange y Will Dunham desde Washington DC, Mimi Dwyer desde Phoenix y Tom Hals desde Delaware; escrito por Joseph Ax y John Whitesides; editado por Soyoung Kim, Daniel Wallis y Frances Kerry; traducido por Darío Fernández en la redacción de Gdansk

Nuestros Estándares: Los principios Thomson Reuters.

for-phone-onlyfor-tablet-portrait-upfor-tablet-landscape-upfor-desktop-upfor-wide-desktop-up