for-phone-onlyfor-tablet-portrait-upfor-tablet-landscape-upfor-desktop-upfor-wide-desktop-up
Noticias Globales

Algunos estadounidenses bailan y otros empuñan armas fuera de los centros de recuento

FILADELFIA, 6 nov (Reuters) - Partidarios de Joe Biden bailaron el viernes en las calles frente a un centro de votación en Filadelfia, mientras los sufragios mostraban que el exvicepresidente pronto podría ser declarado ganador de las elecciones presidenciales de Estados Unidos.

Slideshow ( 3 images )

En Detroit, en tanto, varios cientos de partidarios del presidente Donald Trump, algunos visiblemente armados, lanzaron cánticos prematuros de “¡Ganamos!”, fuera de un centro de conteo, a pesar de que parece cada vez más improbable que esto suceda.

Filadelfia es el centro de atención del país por ser la ciudad más grande de Pensilvania, uno de los pocos estados clave donde el resultado de las elecciones presidenciales del martes todavía es demasiado estrecho como para ser anunciado.

Sean Truppo, un profesor de estudios sociales de 37 años, dijo que encendió fuegos artificiales al despertarse con la noticia de que Biden había superado a Trump en el conteo estatal y luego puso a su hija de cuatro años en un cochecito para unirse a una creciente multitud fuera del centro de convenciones de Filadelfia.

“Mi hija nació bajo (el gobierno de) Trump y quería que fuera testigo del fin de Trump”, dijo.

Biden tiene 253 votos electorales frente a los 214 de Trump, según Edison Research. Ganar los 20 votos electorales de Pensilvania pondría al exvicepresidente por sobre los 270 que necesita para asegurar la presidencia.

El país, y gran parte del mundo, ha pasado más de dos días esperando a que los trabajadores electorales contabilicen millones de votos de un puñado de estados reñidos.

Muchos estadounidenses han matado el tiempo mirando o escuchando las noticias o encontrando tareas para distraerse de la prolongada incertidumbre.

Algunos, sin embargo, han salido a las calles, como unos partidarios de Biden que animaron a los trabajadores electorales a “contar cada voto” mientras bailaban cada vez que alguien ponía una canción de Beyoncé o Missy Elliott en los altavoces.

Los partidarios de Trump, por su parte, seguían el ejemplo del propio presidente e insistían en que debe haber algo mal en los conteos que muestran a Biden ganando. Algunos portaban rifles y pistolas en improvisados mítines fuera de los centros de conteo en Detroit y Phoenix, en Arizona.

Entre ellos estaba Gary Smith, un enfermero de 69 años que llegó desde Casco, en Michigan, para asistir a la manifestación.

“Se han contado muchos votos falsos”, dijo Smith, haciéndose eco de las afirmaciones infundadas de Trump del jueves por la noche. “Seguiremos con juicios, protestas, quién sabe, tal vez con desobediencia civil”, sostuvo.

En Arizona, otro estado muy disputado, los partidarios de Trump y Biden pelearon brevemente fuera del departamento electoral del condado de Maricopa, en Phoenix, durante la noche.

Una multitud cada vez mayor de varios cientos de partidarios de Trump regresó al centro de conteo en Phoenix desde los alrededores del condado de Maricopa el viernes por la mañana, cuando aún falta por contar unas 142.000 papeletas después del récord en la votación anticipada como resultado de las precauciones tomadas por la pandemia de coronavirus.

“Esta carrera todavía está muy en juego en el estado de Arizona”, dijo a la multitud Charlie Kirk, un activista fundador de Turning Point USA, una organización conservadora para jóvenes universitarios.

Reporte de Jarrett Renshaw en Filadefia, Michael Martina en Detroit y Mimi Dwyer en Phoenix, Arizona; escrito por Jonathan Allen; Editado en español por Rodrigo Charme

Nuestros Estándares: Los principios Thomson Reuters.

for-phone-onlyfor-tablet-portrait-upfor-tablet-landscape-upfor-desktop-upfor-wide-desktop-up