for-phone-onlyfor-tablet-portrait-upfor-tablet-landscape-upfor-desktop-upfor-wide-desktop-up
Noticias Globales

Jacob Blake dice que no es culpable de acusaciones de antes de que le dispararan en Kenosha

Jacob Blake (abajo a la derecha), el hombre negro que recibió siete disparos de la policía en Kenosha, aparece en una audiencia virtualto en un procedimiento judicial relacionado con cargos presentados antes del incidente que desató protestas contra el racismo en todo el país, en Kenosha, Wisconsin. EEUU, 4 de septiembre de 2020. Captura desde la televisión de la corte. Tribunal de distrito de Kenosha/Distribuida vía REUTERS

4 sep (Reuters) - Jacob Blake, el hombre negro de 29 años al que le disparó varias veces un oficial de policía blanco en Kenosha, en Wisconsin -lo que reavivó las protestas en Estados Unidos por el racismo y la brutalidad policial-, declaró el viernes que no era culpable de cargos penales presentados antes del tiroteo.

Una denuncia acusa a Blake de allanamiento de morada, agresión sexual en tercer grado y alteración del orden público basándose en las declaraciones de su exnovia y madre de tres de sus hijos, quien dijo a la policía que irrumpió en su casa el 3 de mayo y la agredió sexualmente antes de robar su camioneta y su tarjeta de débito.

Blake entregó la declaración través de su abogado durante una audiencia judicial en vivo, su primera aparición pública desde que un policía blanco de Kenosha le disparó por la espalda el 23 de agosto.

Blake, que quedó paralizado de la cintura para abajo por el tiroteo, estaba recostado en su cama de hospital, vestido con una camisa azul y una corbata amarilla, con su abogado, Patrick Cafferty, sentado en una silla a su lado.

Cafferty señaló que Blake había estado trabajando como pintor y que no tenía antecedentes penales ni condenas en ningún estado.

Blake levantó la mano para saludar a Loren Keating, un comisionado del tribunal judicial del condado de Kenosha que le habló, diciendo “Sí señor”, cuando se le preguntó si podía oír con claridad y si entendía los términos de su fianza de 10.000 dólares.

“El Estado reconoce que se trata de cargos graves, pero también que el acusado tiene lesiones graves y se está recuperando en el hospital”, dijo Zeke Wiedenfeld, un fiscal.

El tribunal fijó el inicio del juicio para el 9 de noviembre con la selección del jurado. La denuncia no identifica a la exnovia por su nombre.

Reporte de Nathan Layne en Wilton, Connecticut, y Jonathan Allen en Nueva York, Editado en español por Javier López de Lérida

for-phone-onlyfor-tablet-portrait-upfor-tablet-landscape-upfor-desktop-upfor-wide-desktop-up