17 de diciembre de 2014 / 17:43 / hace 3 años

Niños venezolanos aprenden a leer y escribir... pero sobre Hugo Chávez

Una niña sujeta un libro con una imagen del ex presidente venezolano Hugo Chávez en Caracas. Imagen de archivo, 14 diciembre, 2014. Iruaní Arrechedera, una niña venezolana de ocho años, jura que conoció al fallecido presidente Hugo Chávez desde el vientre. Años después, lo vio dar un discurso en el "balcón del pueblo", del Palacio Presidencial de Miraflores, y quedó prendada. REUTERS/Carlos Garcia Rawlins

CARACAS (Reuters) - Iruaní Arrechedera, una niña venezolana de ocho años, jura que conoció al fallecido presidente Hugo Chávez desde el vientre. Años después, lo vio dar un discurso en el “balcón del pueblo”, del Palacio Presidencial de Miraflores, y quedó prendada.

O, al menos, eso es lo que relató en un cuento que escribió el último fin de semana como parte de un taller para niños, promovido por el Ministerio de Comunicación con el fin de dar a conocer el “legado” del líder socialista que gobernó Venezuela durante 14 años hasta morir de cáncer en 2013.

Junto con Arrechedera, una veintena de niños crearon cuentos con dibujos de la vida de Chávez, para luego leérselos en el cuartel donde reposan sus restos. Todo, bajo la atenta mirada de unos improvisados tutores y orgullosos padres.

“Fue un presidente muy lindo”, dijo Arrechedera antes de romper en llanto recordando la muerte del mandatario.

A su lado, una instructora le enseñaba a un puñado de niñas la canción que Chávez entonó en su última cadena de televisión, “Patria querida”.

La iniciativa ha causado conmoción en parte de la población opositora, que la ve como un intento más de adoctrinamiento, semejante a una polémica colección de textos escolares que el Gobierno de Nicolás Maduro reparte en los colegios del país.

Sin embargo, los responsables de llevar a cabo la actividad, que se extenderá por un fin de semana más, niegan cualquier intento de catequesis.

“Adoctrinamiento sería si les dijéramos que tienen que adorar la figura de Chávez”, dijo Carmen Pérez, una de las instructoras, mientras al otro lado de la habitación del cuartel, una mamá le insistía a su pequeña hija que mandara un beso volado a la tumba de Chávez.

“Nosotros estamos, simplemente recordando toda su obra, su pensamiento”, agregó la coreógrafa de 46 años.

Durante los casi tres lustros de presidencia, Chávez arrancó de la pobreza a millones de venezolanos con decenas de planes sociales que pudo implementar gracias a décadas de fabulosos ingresos petroleros.

Después de su muerte, su imagen se hizo aún más icónica: su firma y mirada adornan las fachadas de los edificios gubernamentales y de interés social, su letra inspiró la creación de una tipografía e, incluso, su vida inspiró una pieza de ballet contemporáneo.

Escrito por Diego Oré; Editado por Silene Ramírez

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below