7 de agosto de 2008 / 7:20 / en 9 años

JUEGOS-Pese a vigilancia, turistas aprovechan 'ofertas' en Pekín

Por Simon Rabinovitch

PEKIN (Reuters) - Los turistas en Pekín que esperan comprar copias baratas de éxitos del cine o ropas falsas de diseñador han encontrado un descanso tras descubrir que los esfuerzos gubernamentales para combatir las imitaciones no han sido muy exitosos.

A un día de la inauguración de los Juegos Olímpicos, atletas, agentes y fanáticos aprovechaban el tiempo libre para adquirir ofertas de dudosa calidad, reuniéndose en el mercado de la calle de la Seda, un centro comercial de seis pisos al este de Pekín y considerado como el bazar de imitaciones más grande de la ciudad.

Pero no necesitaban alejarse tanto.

Vendedores de relojes, ofreciendo Rolex de cuestionable precisión, estaban a la salida de la Ciudad Prohibida, el antiguo corazón imperial de la capital.

Y los vendedores de DVD paseaban por las calles a la salida de los hoteles cercanos ofreciendo estrenos, entre ellos “The Dark Knight,” la última producción de la saga de Batman que todavía se encuentra en los cines.

China había anunciado una “operación de 100 días contra las copias piratas,” con deseos de presentar una imagen muy limpia hacia el mundo durante los Juegos.

“Es algo divertido. Para esto vinimos, porque no hay derecho de autor,” dijo Michael Hannelly, jefe de estadísticas de la Federación de Sóftbol de Australia, que se encontraba de compras junto a su esposa en el mercado de la calle de la Seda.

“Abordo del avión alguien nos comentó que este lugar lo habían cerrado y estábamos realmente muy decepcionados,” agregó.

VENDEDORES CAUTELOSOS

La campaña para eliminar las falsificaciones de las calles de Pekín ha hecho más difícil la vida de los vendedores, pero muchos han tomado en cuenta que las ganancias obtenidas con las muchedumbres de turistas supera al riesgo de meterse en líos con ley.

“Tengo que sobrevivir. Soy cuidadoso. Unos pocos vendedores han sido atrapados y retenidos en la estación de policía por dos o tres días,” contó Zhang, un vendedor de DVD.

Ubicado junto a la tienda de recuerdos Friendship, Zhang miraba nerviosamente de arriba a abajo las calles atento a que se aproximara algún policía.

“Es seguro que me conocen. Trabajo aquí todos los días. Puede que me detenga durante las tres semanas de las Olimpíadas,” añadió.

Tiendas que alguna vez tuvieron sus repisas repletas con copias ilegales de DVD ahora sólo ofrecen discos originales, y a un precio más alto. Una tienda cercana al mercado Yashou llevaba a sus clientes a la parte de atrás de la misma con un gran catalogo de piratería cuando se les preguntaba por una mayor oferta.

Compañías y políticos occidentales se han quejado por años de que China no ha peleado con suficiente fuerza contra del gran mercado negro de falsificaciones de DVD, discos de música, programas informáticos, artículos deportivos y vestuario. Washington ha presentado una demanda en la Organización Mundial de Comercio.

Editado por Hernán García

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below