23 de octubre de 2007 / 2:39 / en 10 años

'Conejita' agrava odisea de presidente del Senado de Brasil

BRASILIA (Reuters) - Si algún nuevo revés le faltaba al asediado presidente del Senado de Brasil, su ex amante y eje de un escándalo que casi lo derriba se lo asestó el martes, al aparecer desnuda en la versión local de la revista Playboy.

La revista, que publicó 15 fotos de la periodista Mónica Veloso, madre de una hija extramatrimonial del político Renan Calheiros fue el comentario más o menos disimulado en los corrillos de mundo político de Brasilia.

Cuando Calheiros llegó en su automóvil al Congreso el martes, un vehículo policial se estacionó estratégicamente para evitar que quedara frente a un puesto de periodicos donde se exhibía la revista, aparentemente para evitar picardías de los fotógrafos.

“El promedio de venta de Playboy por mes es de 30 ejemplares, y hasta ahora ya vendí 90,” dijo Francinaldo, propietario del puesto.

“Ellos no vienen acá, mandan a sus asesores,” afirmó al ser preguntado sobre si algún legislador había comprado la revista.

Ya presidiendo una sesión del Senado, Calheiros continuó escuchando pedidos para que deje el cargo, por nuevas acusaciones en su contra, en el marco de una odisea política que comenzó justamente a raíz de su pasada relación amorosa con Veloso.

El senador lleva meses maniobrando para conservar el cargo, luego que en mayo un prestigioso semanario indicó que el cabildero de una importante constructora pagaba la pensión acordada con la periodista.

Posteriormente, el político del Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), miembro clave de la alianza del Gobierno, también fue acusado de irregularidades fiscales, omisión de cuentas bancarias y otros cargos.

Aunque el Consejo de Etica del Senado aprobó el mes pasado que Calheiros debía ser destituído, el plenario de la Cámara finalmente lo absolvió en una controvertida sesión secreta.

Estrecho aliado del presidente Luiz Inácio Lula da Silva, el titular del Senado continuó no obstante siendo blanco de nuevas acusaciones, incluyendo esta semana la de ordenar el espionaje de colegas.

El nuevo caso se suma a tres acusaciones pendientes, que serán analizadas por el Consejo de Etica.

Esta semana se sumaron a las críticas y pedidos a Calheiros para que deje la presidencia del Senado incluso miembros del PMDB y del Partido de los Trabajadores (PT) de Lula, que lo habían apoyado y ahora expresan su preocupación por los daños que está sufriendo la credibilidad del cuerpo legislativo.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below