18 de abril de 2008 / 1:04 / en 10 años

'Halcón' estadounidense camina por el mundo a sus 80 años

Por Andrew Beatty

CIUDAD DE PANAMA (Reuters) - Mientras recorría a paso ágil Ciudad de Panamá sobre las poderosas piernas que lo han paseado por 66 países, el estadounidense Harry Lee “Hawk” (Halcón) McGinnis dice que a sus 80 años conoce el secreto para mantenerse saludable.

“Movimiento,” explica, mientras se prepara para la última etapa de una caminata de 129,000 kilómetros alrededor del mundo, que le ha tomado 18 años y que fue inspirada por fotos de tierras lejanas de su revista preferida de la infancia.

McGinnis es dueño de una alta figura con la musculatura de un defensor de fútbol americano y cierto parecido al actor británico Roger Moore, recordado por las películas de “007.”

Sin embargo, no es un octogenario común y bromea: “Moore y yo tenemos la misma edad, pero creo que él se ve más viejo.”

Caminando por la avenida Balboa de la ciudad, rodeada de rascacielos, McGinnis dijo que su nomádico retiro es producto de su curiosidad por el mundo, evidente en conversaciones que van desde la economía de China hasta la nanotecnología.

“Yo crecí en un tiempo de aventuras, con películas como Marco Polo y estrellas como Errol Flynn,” afirmó.

Nacido en la rural Indiana de 1927, poco antes de la Gran Depresión, sus abuelos le enseñaron a leer antes de comenzar la escuela estudiando la revista National Geographic.

Allí nació una necesidad de vagabundear que lo ha llevado a a caminar por dos décadas, apoyado en un enorme cayado con punta de acero y con una mochila de 45 kilos a sus espaldas.

Su apodo “Halcón” viene de sus tiempos como francotirador en la Segunda Guerra Mundial, donde estuvo destacado en Asia oriental. McGinnis nunca pudo acostumbrarse a la vida sedentaria, algo evidenciado en sus cinco divorcios.

Luego de pasar etapas de su vida como cantante de una banda, gerente de un club de campo y editor de una revista televisiva, en 1983 -a sus 55 años- se embarcó en su primera expedición, en la que caminó a través de los 50 estados continentales de Estados Unidos.

Tras una pausa de cinco años, en la que intentó volver casarse, decidió regresar al camino con el apoyo de su pensión del Ejército y de patrocinadores.

UN POCO LOCO

Ese viaje comenzó el Día de San Patricio en Dublín, Irlanda, en 1992 y lo llevó por Europa, Africa, Asia y Sudamérica. “Sólo he volado siete u ocho veces, cuando fue necesario,” dijo.

Sus admiradores lo siguen a través de su página de internet, www.hawkwalk.com, donde describe cómo arma su tienda y estufa de campaña al lado del camino o en los vestíbulos de iglesias, y comenta sobre su encontronazo con asaltantes armados con cuchillos en el norte de Africa.

“Hawk es simplemente la persona más interesante que he conocido,” dijo Bob Ehrenheim, quien enseñaba inglés en Etiopía en 1996 cuando McGinnis llegó a preguntar si podía usar el gimnasio y la cancha de tenis de la escuela. Hoy siguen en contacto.

“Es muy, muy inteligente y bueno, tiene que estar un poco loco,” añadió por teléfono Ehrenheim, quien ahora vive en Estados Unidos, durante unas vacaciones en México.

Ahora el caminante quiere recorrer Centroamérica y México antes de culminar de nuevo en Texas en algún momento entre el 2010 y el 2012.

Una vez allí quiere escribir un libro de sus aventuras, así como cumplir otro de sus objetivos: “quiero jugar tenis a los 100 años (pero) es posible que tenga que ser de dobles.”

Editado en español por Gabriela Donoso

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below