18 de septiembre de 2008 / 21:27 / en 9 años

Los veteranos de Cibeles concluyen transgrediendo con elegancia

Por Alastair Macdonald y Adam Entous

JERUSALEN (Reuters) - La ministra de Relaciones Exteriores de Israel, Tzipi Livni, inició el jueves las negociaciones para formar una nueva coalición de gobierno para reemplazar al primer ministro Ehud Olmert, tras haber obtenido una estrecha victoria en las elecciones del partido Kadima.

Tras la victoria, la ministra habló por teléfono con la secretaria de estado de Estados Unidos, Condoleezza Rice, quien espera que Livni y Olmert puedan afianzar un acuerdo de paz con los palestinos antes que el presidente George W. Bush deje la Casa Blanca dentro de cuatro meses.

Los negociadores palestinos recibieron con agrado la victoria de Livni, aunque mantienen pocas esperanzas de un avance importante en el proceso de paz.

Livni, abogada y ex agente del Mossad, enfrenta otras batallas, entre ellas evitar una votación parlamentaria que probablemente perderá y construir un gabinete multipartidario de los restos que dejará la administración Olmert cuando el primer ministro finalmente de un paso al costado para afrontar una investigación por corrupción.

Olmert está decidido a manejar las negociaciones con los palestinos como primer ministro provisional hasta que Livni forme un nuevo equipo. La funcionaria, que podría convertirse en la primera mujer que lidera Israel desde Golda Meir en la década de 1970, dijo que su prioridad es la “estabilidad.”

FORJAR ACUERDOS

Livni comenzó lo que podría ser un proceso de semanas forjando acuerdos para una nueva coalición, reuniéndose con los dos hombres que venció en la carrera por el liderazgo del Kadima, partido de centro creado hace tres años por Ariel Sharon y el más grande dentro del fragmentado parlamento israelí, con 29 asientos sobre 120.

Analistas sostienen que mantener unido al Kadima podría ser un reto mayor que zanjar acuerdos con otros partidos de la coalición.

Los asesores de Livni dicen que se reuniría el viernes con el ex general Shaul Mofaz, quien sorprendió cuando desafió los pronósticos de las encuestas a boca de urna que daban un margen de dos dígitos a favor de la ministra.

Horas después de que Livni se declarara ganadora, fue confirmada como vencedora por sólo 431 votos, o un 1,1 puntos, con el 43,1 por ciento de los votos. Los otros dos candidatos la siguieron muy por detrás.

“La misión nacional (...) es crear rápidamente estabilidad,” dijo Livni durante la mañana a las afueras de su casa en Tel Aviv. “Al nivel de gobierno en Israel, tenemos que lidiar con retos difíciles,” agregó.

Para resistir los llamados del líder de la oposición derechista Benjamin Netanyahu a unas elecciones parlamentarias adelantadas, que según las encuestas serían ganadas por el partido Likud, Livni deberá convencer al ministro de Defensa, Ehud Barak, de que mantenga dentro de la coalición a su Partido Laborista y hacer lo mismo con el partido religioso Shas.

Livni se encontró con Barak el jueves en una reunión de rutina del gabinete de seguridad y luego sostuvo conversaciones con el líder del Shas, Eli Yishai.

Netanyahu, un duro primer ministro hace una década, dijo en conferencia de prensa que “La cosa más limpia, responsable, correcta y más democrática es ir a unas nuevas elecciones.”

Reporte adicional de Allyn Fisher-Ilan, Ari Rabinovitch y Douglas Hamilton en Tel Aviv, Wafa Amr en Ramallah y Jeffrey Heller, Avida Landau, Ori Lewis y Joseph Nasr en Jerusalén; Escrito por Alastair Macdonald; editado en español por Javier Leira

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below