23 de octubre de 2007 / 3:53 / hace 10 años

La actriz escocesa Deborah Kerr muere a los 86 años

Por Mike Collett-White

<p>La actriz escocesa Deborah Kerr, conocida por su interpretaci&oacute;n de una esposa ad&uacute;ltera, junto a Burt Lancaster, en la pel&iacute;cula de 1953 'De aqu&iacute; a la eternidad' muri&oacute; a los 86 a&ntilde;os. 'Muri&oacute; el martes', dijo el jueves su agente Anne Hutton. Photo by Blake Sell/Reuters</p>

LONDRES (Reuters) - La actriz escocesa Deborah Kerr, conocida por su interpretación de una esposa adúltera, junto a Burt Lancaster, en la película de 1953 “De aquí a la eternidad” murió a los 86 años.

“Murió el martes,” dijo el jueves su agente Anne Hutton.

“Su familia estuvo con ella en todo momento. Sufría Parkinson desde hace tiempo y acababa de celebrar su 86 cumpleaños y era una señora mayor. Simplemente pasó a mejor vida,” agregó.

La belleza pelirroja de Kerr y su imagen de rosa inglesa la convirtieron en la querida de Hollywood, y protagonizó más de 40 películas en una trayectoria de 50 años en el cine.

“Su tipo de sensualidad refinada probó ser refrescantemente atractiva, ya que insinuaba deseos escondidos y sentimientos prohibidos, dándole a su actuación un arista e interés extra,” escribió el Daily Telegraph en su obituario.

Nacida como Deborah Jane Kerr-Trimmer el 30 de septiembre de 1921 en Helensburgh, Escocia, se preparó en el ballet antes de pasar al teatro y luego al cine.

La actriz logró su primer rol importante en la pantalla como una asustada trabajadora del Ejército de Salvación, en una adaptación con primeras estrellas de la sátira “Major Barbara.”

Sin embargo, fue su trabajo en tres personajes separados de la producción de Michael Powell-Emeric Pressburger de 1943, “The Life and Death of Colonel Blimp,” como las varias mujeres de la vida del héroe, lo que le dio su mayor reconocimiento.

En 1947 Kerr se mudó a Hollywood, y en 1953 hizo pedazos su imagen decorosa al interpretar a una adúltera esposa del Ejército que tiene una relación ilícita con otro oficial, rol desempeñado por Lancaster.

Su afamado abrazo en la playa, envueltos por las olas, es una de las imágenes más perdurables del cine, y el papel le concedió a Kerr su segunda nominación de la Academia, luego de la nominación por “Edward, My Son,” cuatro años antes.

Su tercera nominación al Oscar llegó por la película de 1956 “The King and I” en la que interpretó a una institutriz enfrentada al monarca siamés Yul Brynner, y luego cosechó tres nominaciones más por mejor actriz, de las cuales no ganó ninguna.

Finalmente obtuvo el premio honorario de la Academia en 1994 “en agradecimiento a toda una carrera llena de interpretaciones elegantes y bellas.”

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below