20 de agosto de 2008 / 16:07 / hace 9 años

JUEGOS-Elegante Liukin muestra que el arte aún vive en gimnasia

Por Sonia Oxley

PEKIN (Reuters) - Nastia Liukin ganó cinco medallas olímpicas en gimnasia con sus elegantes rutinas, nadando contra la corriente en una era donde los complejos movimientos a menudo sofocan al estilo artístico.

Días después de que las autoridades del organismo rector de ese deporte hicieran público un pedido a los gimnastas para que conservaran la belleza de la disciplina, la estadounidense de 18 años demostró que es posible combinar la gracia antigua con las modernas demandas de habilidades más complejas.

“Espero haberme distinguido de las otras gimnastas en términos de valores artísticos,” dijo Liukin, campeona de combinado individual, el miércoles a Reuters en una entrevista.

“Eso es algo que siempre traté de intensificar porque no soy una gimnasta potente. No soy el estereotipo de gimnasta baja, robusta y potente de estos Juegos por eso trato de sacar ventaja en esa parte,” sostuvo.

Desde que se introdujo el nuevo sistema de puntuación con final abierto, luego de una serie de polémicas en los Juegos de Atenas 2004, los gimnastas han estado bajo presión para llenar sus rutinas con elementos de dificultad para obtener más puntuación.

La tendencia es realizar una serie de proezas con pocos movimientos de enlaces, donde Liukin se destaca porque aún puede manejarse flotando como una bailarina entre sus saltos mortales.

Eso es lo que tenía en mente Bruno Grandi, presidente de la Federación Internacional de Gimnasia (FIG) cuando dijo en Pekín que quería que el deporte siguiera siendo artístico.

“Liukin es una de nuestras mejores embajadoras. Gracias a su talento natural y su maestría, ella está mostrando el camino a seguir,” dijo Grandi a Reuters.

Con 1,60 metros de altura, Liukin es alta para ser gimnasta y tuvo que aprender sus rutinas en barras asimétricas nuevamente después de cada estirón. Ella contrasta con la pequeñas chinas y sus compañeras de equipo como Shawn Johnson, quienes son bajas y con una fuerza explosiva.

Hija de gimnastas soviéticos, la herencia de Liukin brilla en todas sus presentaciones. Su estilo y su frágil físico son similares a la ex grande de la gimnasia rusa, Svetlana Khorkina, quien fue una de las primeras en felicitar a Liukin por sus triunfos.

“Me dijo que no podía estar más orgullosa de mí. Oír algo así de una leyenda como ella significa mucho para mí,” dijo Liukin, quien también ganó tres preseas de plata y una de bronce, a periodistas.

Su padre y entrenador Valery Liukin agregó que los inminentes cambios en la puntuación de la FIG favorecerán a gimnastas como ella y que espera que continúe en el deporte, aunque Nastia se ha mostrado muy reservada acerca de su futuro.

“Esta es la primera vez que funcionó para ella (el hecho de) ser más artística y eso es exactamente donde ella es excelente. Espero que siga en esto por algunos años más,” comentó su padre.

Editado en español por Patricia Avila

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below