30 de octubre de 2008 / 15:34 / en 9 años

Objetos de colección de James Bond, ¿licencia para comprar?

Por Astrid Zweynert

<p>Una camisa manchada con "sangre" que us&oacute; Daniel Craig en la exhibici&oacute;n "For Your Eyes Only" en Londres 16 abr 2008. &iquest;Afectado por los movimientos de los mercados financieros? Quiz&aacute;s la inversi&oacute;n correcta est&aacute; en las pertenencias de James Bond. Seg&uacute;n expertos, el valor de los objetos del 007 han disparado, y no solo por el estreno mundial de "Quantum of Solace" el mi&eacute;rcoles, la muy anticipada pel&iacute;cula de Bond protagonizada por el actor brit&aacute;nico Daniel Craig. Las pertenencias de mayor valor son los veh&iacute;culos del s&uacute;per esp&iacute;a, notablemente el Aston Martin de 1965 que manej&oacute; Sean Connery en "Goldfinger" y "Thunderball". El autom&oacute;vil cargado de aparatos obtuvo hace dos a&ntilde;os m&aacute;s de un mill&oacute;n de libras esterlinas (1,6 millones de d&oacute;lares) en una subasta en Estados Unidos. REUTERS/Stephen Hird (GRAN BRETANA)</p>

LONDRES (Reuters) - ¿Afectado por los movimientos de los mercados financieros? Quizás la inversión correcta está en las pertenencias de James Bond.

Según expertos, el valor de los objetos del 007 han disparado, y no solo por el estreno mundial de “Quantum of Solace” el miércoles, la muy anticipada película de Bond protagonizada por el actor británico Daniel Craig.

Las pertenencias de mayor valor son los vehículos del súper espía, notablemente el Aston Martin de 1965 que manejó Sean Connery en “Goldfinger” y “Thunderball”. El automóvil cargado de aparatos obtuvo hace dos años más de un millón de libras esterlinas (1,6 millones de dólares) en una subasta en Estados Unidos.

Pero hay maneras menos costosas para poseer algún objetivo que alguna vez le pertenció a Bond.

Debido a la popularidad duradera del espía, existe un alto nivel de interés de coleccionistas en los afiches originales de las películas del personaje, y sus valores han aumentado dramáticamente durante la pasada década.

Los afiches británicos originales que promocionan a “Dr No”, el primer filme de la serie de acción, pueden ser adquiridos a cambio de 5.000 a 7.000 libras esterlinas, dependiendo de su condición.

Hace una década, los carteles se vendían por solo 100 libras esterlinas, según Bruce Marchant, copropietario de la sala de exhibición The Reel Poster Gallery, en Londres.

“El mercado es enorme, y mientras los precios a veces se estabilizan, nunca han bajado”, dijo a Reuters Marchant.

Los carteles de las películas de Bond tienen un firme sector de seguidores, la mayoría en Gran Bretaña, Europa continental, Estados Unidos y Japón.

“Muchas personas los compran porque los adoran y jamás los vuelven a vender”, dijo Marchant. “Ahora se extiende durante unas tres generaciones con los 22 filmes de Bond”.

Las primeras ediciones de los libros de Bond por Ian Fleming también son buscados como ítemes de colección.

Se estima que la primera edición de “Casino Royale”, publicado en 1953, sea vendida por entre 9.000 y 12.000 libras esterlinas en una venta de literatura de Sotheby’s en diciembre, según Philip Errington, vicepresidente de la casa de subastas.

Hace dos décadas, una edición similar habría sido vendida por sólo 1.000 libras esterlinas.

Editado en español por Maria Pia Palermo

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below