14 de noviembre de 2008 / 19:32 / hace 9 años

Autor de "La lista de Schindler" encuentra un nuevo héroe

Por Mike Collett-White

<p>Foto de archivo del escritor australiano Thomas Keneally en su hogar de S&iacute;dney, Asutralia, 23 abr 2001. En el libro "Searching for Schindler" (En busca de Schindler), el autor australiano Thomas Keneally recuerda el proceso de escribir su premiada novela "El arca de Schindler", en la que se bas&oacute; la famosa adaptaci&oacute;n cinematogr&aacute;fica de Steven Spielberg. DG/CP</p>

LONDRES (Reuters) - En el libro “Searching for Schindler” (En busca de Schindler), el autor australiano Thomas Keneally recuerda el proceso de escribir su premiada novela “El arca de Schindler”, en la que se basó la famosa adaptación cinematográfica de Steven Spielberg.

A pesar del título, el autor admite que la obra no logra desentrañar el enigma de Oskar Schindler, un contrabandista mujeriego y nazi, que en mitad de la Segunda Guerra Mundial salvó la vida de 1.000 judíos en los campos de concentración.

Sin embargo, el libro sí es un tributo a Leopold “Poldek” Pfefferberg, el judío polaco superviviente del Holocausto que alentó y convenció a Keneally para que escribiera la historia de Schindler y ayudó a que Hollywood montara la historia.

El infatigable dueño de una tienda de equipajes en Los Angeles, sin el cual el libro nunca habría sido escrito, emerge como el verdadero héroe de la historia, y el nuevo libro está dedicado a Poldek, que murió en 2001, y a su mujer.

“Creo que este hombre es un gran personaje que merece un libro propio”, dijo Keneally a Reuters en una entrevista telefónica desde Australia.

“Poldek (...) no sabía nada de edición y aún así era más correcto que los editores; él no sabía nada sobre la industria del cine y de nuevo logró validarse”, agregó, refiriéndose al imbatible optimismo de Poldek hacia el potencial de la historia.

“Es particularmente conmovedor lo que hizo básicamente para honrar la memoria de un hombre que lo salvó a él y a su mujer (...) Poldek fue el primero en decirme que él (Schindler) era Jesucristo, y aunque era Jesucristo, un santo no era”, apuntó.

Schindler, logró, a través de la persuasión y de los sobornos, convencer a las autoridades nazis de que el trabajo de los judíos en su fábrica, ubicada en el sur de Polonia, era esencial para los esfuerzos bélicos de Adolf Hitler.

Mientras las tropas soviéticas avanzaban en 1944, el contable de Schindler escribió una lista de los trabajadores que quería llevarse a la nueva planta en el oeste, salvándolos así de la muerte. Poldek, nacido en Cracovia, era el número 173 en la lista.

El nuevo libro sobre Schindler parte contando un encuentro casual en 1980 entre Keneally y Poldek en su tienda de Beverly Hills, donde el refugiado le cuenta su historia y lo convence de que la escriba y lo acompaña en una vuelta al mundo en busca de los testimonios de los “Judíos de Schindler”, muchos de los cuales no habrían hablado con Keneally sin la presencia de Poldek.

Poldek también insistió a Spielberg para que rodara la película, que fue producida en 1993 y ganó siete premios de la academia del cine en Estados Unidos.

“Un Oscar para Oskar”, como predijo Poldek.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below