18 de febrero de 2009 / 22:34 / hace 9 años

En tiempos duros, contactos son la clave para nuevos diseñadores

Por Rebekah Kebede y Kristina Cooke

NUEVA YORK (Reuters) - Cuando los tiempos son difíciles en el mundo de la moda, no se trata de a quién conozcas sino de quién te conoce.

Para diseñadores emergentes que intentan sobrevivir a la atroz recesión, tener buenos contactos es más importante que nunca, dijeron expertos en moda.

Los minoristas, que tienen dificultades para renovar sus inventarios cuando los consumidores no quieren gastar, no son partidarios de arriesgarse con diseñadores que no conocen, aseguraron.

“Comprar una pieza de, digamos, Prada o Donna Karan, los grandes nombres, siempre es una opción fácil”, dijo Thuy Diep, diseñador responsable de la línea Thuy. “Son marcas que son muy conocidas”, añadió.

Diep es uno de los cientos de diseñadores que han presentado sus colecciones de otoño en la Semana de la Moda de Nueva York, que termina el viernes.

Amy Silver y Maureen Moser, dueñas de la exclusiva tienda Entree en Port Washington, Nueva York, dijeron que asistieron al evento para conocer a nuevos diseñadores. Normalmente escogen a cinco nuevos diseñadores, pero este año sólo seleccionarán a tres.

“Ahora hay que tener más cuidado, hasta que la economía se recupere”, explicó Silver, a cuyos selectos clientes ya les ha afectado la caída de los mercados, el ajuste del crédito, la pérdida de empleo y la presunta estafa de Bernard Madoff.

Entre los nuevos diseñadores que han escogido se encuentra Mara Hoffman, cuya colección se centró en vestidos largos y sueltos y túnicas con estampados llamativos y coloridos.

“Me gusta su aspecto, el precio es razonable y conozco a su representante”, afirmó Moser.

La necesidad de crear lazos fuertes implica que los diseñadores jóvenes están más dispuestos que nunca a trabajar de cerca con los compradores y a ajustar sus colecciones y precios si es necesario.

“Si algo no funciona para un vendedor, no aceptamos un ‘no’ por respuesta. Nos quedamos hasta tarde para hacerlo como ellos quieren”, afirmó Danielle Snyder, quien fundó la línea de joyería DANNIJO con su hermana Jodie.

Sin embargo, es una situación difícil. “La gente no está comprando como suele hacerlo. Muchos ven espectáculos y toman notas, pero no hacen pedidos”, explicó.

Cuando una celebridad escoge una marca, su elección puede tener gran repercusión. Jason Wu, un diseñador de 26 años, se convirtió prácticamente en un nombre famoso el mes pasado cuando la primera dama, Michelle Obama, lució uno de sus vestidos en el baile inaugural de su marido.

La versatilidad también es clave. “La gente pagará por un buen producto, siempre y cuando pueda llevarlo en más de una ocasión”, destacó Silver.

Y con menos gente dispuesta a gastar dinero por costosas piezas, los diseñadores tienen necesariamente que fijarse tanto en el rendimiento del negocio como en la parte creativa.

“Muchos diseñadores llegan y sólo quieren hacer la pasarela y gastar su dinero en ella. Es más importante impulsar las ventas”, dijo Nicholas Kunz, quien junto a su hermano Christopher diseña la línea Nicholas K.

Otros diseñadores jóvenes optan por no vender sus productos en tiendas para mantener bajos los precios.

To-Tam y To-Nya Ton-Nu, unas gemelas que están promocionando su línea Sachika, sólo venden a través de internet. “Es un desafío”, dijo To-Nya. “Tienes que ser creativo”, añadió.

Traducido por Elena Massa en la Redacción de Madrid; editado en español por Silene Ramírez en Santiago

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below