24 de marzo de 2009 / 19:44 / en 9 años

Diseñador Kenzo cambia el arte por una nueva vida

Por Elizabeth Pineau

<p>El diseador japon&eacute;s Kenzo Takada, conocido como Kenzo, posa para la prensa en su departamento en una conferencia de prensa en Par&iacute;s, 24 mar 2009. Decidido a cambiar su vida, el dise&ntilde;ador japon&eacute;s Kenzo subastar&aacute; un tesoro escondido de arte asi&aacute;tico, muebles y kimonos antiguos que decoran su lujoso hogar parisino. REUTERS/Gonzalo Fuentes</p>

PARIS (Reuters) - Decidido a cambiar su vida, el diseñador japonés Kenzo subastará un tesoro escondido de arte asiático, muebles y kimonos antiguos que decoran su lujoso hogar parisino.

Kenzo, cuyo nombre completo es Kenzo Takada, ya ha vendido su residencia de estilo japonés en el este de París, que tiene paneles de papel, una piscina y un jardín tradicional que incluye un lago ornamental con carpas.

El mes pasado, la venta de la colección del fallecido diseñador Yves Saint Laurent batió varios récords. Además, Sotheby’s ha subastado la colección del difunto Gianni Versace, pero el diseñador japonés dijo estar centrándose en la vida antes de morir.

“Hoy quiero pasar página y vivir de forma diferente, más libre, más ligero”, dijo el artista de 70 años a los periodistas en la villa, rodeado de árboles y piedras importados de Japón.

Se espera que la colección alcance entre 1,5 millones y 2 millones de euros en la subasta, prevista para el 16 y el 17 de junio.

Las piezas más destacadas son un caballo chino de madera de la era Han, datado en torno al año 100 después de Cristo y valorado en torno a 100.000 euros y dos figurillas funerarias datadas entre el 500 y el 300 antes de Cristo, y cuyo valor se estima entre los 30.000 y los 60.000 euros cada una.

La subasta de los objetos de Yves Saint Laurent provocó un conflicto diplomático entre China y Francia, debido a la venta de dos antiguas esculturas chinas de bronce saqueadas durante el siglo XIX. Un comprador chino se hizo con las piezas, pero después se negó a pagar por ellas.

Es menos probable que la subasta de Kenzo resulte polémica. Su residencia de 1.100 metros cuadrados se construyó hace 20 años, cuando su imperio de perfumes y prendas estampadas y coloridas se extendían junto a su gusto por las fiestas espléndidas.

El grupo de lujo LVMH compró la marca Kenzo en 1993.

Los planes del diseñador, que también ha vendido la villa a compradores franceses, son trasladarse a su nuevo apartamento con vistas al Sena, que sigue siendo generoso con 250 metros cuadrados.

“Al final de los años 80 quise una casa japonesa con jardín en el centro de París. Mi sueño se hizo realidad”, dijo mientras mostraba a los periodistas su antiguo hogar.

Un experto en arte asiático describió la colección como una “acumulación de pequeñas cosas hermosas” mientras miraba una mesita coreana y una escultura de bronce de una rata mordisqueando una castaña.

Los precios para los objetos menos raros, procedentes de Asia y África, comenzarán por unos cientos de euros.

Después de los remates de Yves Saint Laurent y Gianni Versace, la decisión de Kenzo de vender su colección marca el final de una era para los grandes diseñadores, reflejada en una fotografía colocada sobre el escritorio del diseñador japonés que le muestra bronceado y sonriendo junto a Saint Laurent, en la cima de sus carreras.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below