2 de abril de 2009 / 20:06 / en 9 años

Michelle Obama triunfa en Londres gracias a su estilo casual

LONDRES (Reuters) - La primera dama estadounidense, Michelle Obama, ha entusiasmado a los comentaristas de la moda con su estilo casual, el uso del color y su preferencia por los vestidos sin mangas en la cumbre del G-20 en Londres, que se celebra el jueves.

<p>La primera dama estadounidense, Michelle Obama, durante su visita a la escuela de lenguaje Elizabeth Garrett Anderson en Londres, 2 abr 2009. La primera dama estadounidense, Michelle Obama, ha entusiasmado a los comentaristas de la moda con su estilo casual, el uso del color y su preferencia por los vestidos sin mangas en la cumbre del G-20 en Londres, que se celebra el jueves. REUTERS/Jim Young</p>

Los periódicos de Reino Unido y Estados Unidos alabaron al unísono las elecciones de vestuario de Michelle para sus encuentros con Sarah, la mujer del primer ministro británico Gordon Brown, una recepción oficial con la reina Isabel II en el Palacio de Buckingham y la cena en el número 10 de Downing Street.

El diario derechista Telegraph comparó negativamente a Sarah con Michelle, diciendo que la mujer del primer ministro había sofisticado su apariencia después de verse eclipsada por Carla Bruni, esposa del presidente francés Nicolas Sarkozy, durante una visita previa de la pareja, solamente para verse opacada luego por Obama esta semana.

“Con su conjunto azul marino de Britt Lintner que llevó también para un compromiso en el Charing Cross Hospital, palideció en comparación a Michelle Obama (...)”, dijo el Telegraph.

Y Michelle también acalló a aquellos estadounidenses molestos porque el gusto de la primera dama por mostrar sus bíceps pudiera resultar embarazoso, cuando se reunió con la reina Isabel II en un vestido sin mangas disimulado con una elegante rebeca negra. La reina vistió de rosa.

“Cambiando a un vestido negro y blanco de Isabel Toledo tras las piezas primaverales de J.Crew en miércoles en Londres, la primera dama Michelle Obama demostró su versatilidad y oficialmente se convirtió en una de las ‘fab four’ (como se denominaba a los Beatles) del mundo de la moda política”, afirmó el Chicago Tribune.

El periódico la colocó a la par de Jacqueline Kennedy, la primera dama francesa Carla Bruni y la princesa Diana.

La rebeca desapareció tras la cena del G-20 en la residencia oficial del primer ministro británico para mayor aplauso de los cronistas de moda, mostrando los definidos bíceps que Maureen Dowd, columnista del New York Times alabó como “el único símbolo vigorizante en la actualidad de la fuerza de Estados Unidos”.

El diario izquierdista Guardian destacó que tanto Sarah Brown como Michelle Obama tenían un “estilo nacional de bajo presupuesto”, que podría suponer un espaldarazo al sector de la moda.

Calgary Avansino, editor jefe de moda de la revista Vogue, dijo que ambas mujeres se habían vestido para reflejar sus propios estilos.

“Pero creo que ambas están evidentemente tratando de enviar un mensaje muy claro de que pueden vestir lo que vestiría la mujer media y aún así estar estupendas”, afirmó.

El tabloide The Mirror también se mostró entusiasmado por el estilo populista y elegante de Obama, nombrándola “primera dama de la moda”.

Reporte de Paul Casciato; Traducido por la Redacción de Madrid

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below