20 de abril de 2009 / 18:14 / en 9 años

Euforia y discordia por el éxito en la red de la británica Boyle

Por Mike Collett-White

<p>Fotograf&iacute;a de la cantante escocesa Susan Boyle durante su presentaci&oacute;n en los ensayos para el programa "Britain's Got Talent" en Glasgow, Escocia, 20 abr 2009. Una solterona escocesa de mediana edad, pelo alborotado y forma de hablar sencilla ha cautivado a millones de amantes de la m&uacute;sica y dejado perplejos a los expertos con su ascenso a la fama tras aparecer en un programa que busca talentos de la televisi&oacute;n brit&aacute;nica. REUTERS/Ken McKay/talkbackTHAMES</p>

LONDRES (Reuters) - Una solterona escocesa de mediana edad, pelo alborotado y forma de hablar sencilla ha cautivado a millones de amantes de la música y dejado perplejos a los expertos con su ascenso a la fama tras aparecer en un programa que busca talentos de la televisión británica.

Susan Boyle, de 47 años, se convirtió en una de las estrellas más populares del mundo virtual de la noche a la mañana tras su interpretación de “I dreamed a dream” este mes en el programa “Britain’s Got Talent”.

Desde entonces, ha aparecido en el programa Larry King Live en Estados Unidos y en innumerables artículos en la prensa escrita e internet. El video de su canción ha sido visto unas 50 millones de veces en YouTube.

Pero mientras la mayoría de la gente ve su historia como un cuento de hadas, algunos afirman que con ella se descubre un lado poco atractivo del público y su manera de interpretar la belleza y la fama.

Afirman que la razón por la que Boyle, que vive sola con su gato, se convirtió en estrella es porque no se parece ni se comporta como una “típica” estrella.

“Tristemente todo se reduce a la imagen”, dijo Miranda Sawyer en un comentario en el periódico Daily Mirror.

“Ninguna mujer llega a actuar en público si no se parece a Mariah Carey. Si eres una cantante mujer estás obligada por las reglas del mundo del espectáculo a estar sexy en todo momento”, añadió.

Tanya Gold, en un artículo en el diario The Guardian, se preguntaba: “¿Es Susan Boyle fea o lo somos nosotros?”.

“Al ascender así a esta Susan, nos perdonaremos a nosotros mismos por reducir a cualquier otra Susan a la nada. Porque Reino Unido tiene maldad”, afirmó.

Algunas descripciones de Boyle subrayaban los prejuicios de los medios sobre belleza y salud, afirmaron los críticos, ya que se han referido a la mujer como “desaliñada”, “desordenada”, con “varias papadas”, y, en el Daily Mail, como “ángel peludo”.

También se ha discutido sobre qué debería hacer Boyle para lanzar su carrera, si seguir como es o cambiar de imagen.

El éxito de Boyle tiene cierta similitud con el caso de Paul Potts, un tenor que apareció en el mismo programa en 2007 y que dejó anonadado al público con su interpretación del aria “Nessun Dorma”.

Su actuación se extendió rápidamente en la red a través de YouTube, lo que llevó a Potts a grabar el disco “One Chance”, que vendió millones de copias.

Traducido por Redacción de Madrid; Editado por Javier Leira

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below