2 de mayo de 2009 / 18:16 / en 9 años

Enemigos conflicto colombiano sellan la paz con música

Por Luis Jaime Acosta

BOGOTA (Reuters) - Después de combatir en grupos rivales, de ser enemigos en medio del violento conflicto interno de Colombia y defender posiciones ideológicas opuestas, Daner Martínez y Lida Zamira Cortés dejaron las armas y ahora son amigos unidos por la paz a través de la música.

Daner perteneció durante una década a la mayor organización de escuadrones paramilitares de ultraderecha, mientras que Lida militó dos años en las izquierdistas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

A diferencia de lo que sucedió en el pasado, ambos están en el mismo bando gracias a “Canta Conmigo por la Reintegración”, un programa creado por el Gobierno que busca promover la paz en el país pese a que continúa el conflicto interno y a que no se vislumbra una negociación con la guerrilla izquierdista.

Los dos, junto con otras 10 personas, participaron en un intenso proceso de capacitación musical y unieron sus voces para pedir perdón y enviar un mensaje de reconciliación a Colombia y al mundo con sus composiciones e interpretaciones en vallenato, pop, balada, salsa y ritmos populares.

“Allá comprendí que la guerra, que este conflicto es absurdo, peleando entre los mismos colombianos y llegué a la conclusión de que la guerra la formamos por cualquier cosa y que no se encuentra allá en las montañas sino aquí en nuestros corazones y hay que sacarla de ahí”, dijo Martínez.

El proyecto nació impulsado por este ex combatiente de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), uno de los más de 30.000 integrantes de esos escuadrones de ultraderecha que depusieron las armas en medio de una negociación de paz con el Gobierno del presidente Alvaro Uribe.

DECISIVO APOYO GUBERNAMENTAL

Dentro de la reincorporación a la sociedad civil que incluye capacitación académica, Martínez dijo que quería explotar su talento artístico y su propuesta fue apoyada por los funcionarios del Gobierno encargados del programa.

Para seleccionar a los 12 finalistas que grabaron un disco lanzado oficialmente hace una semana con un multitudinario concierto en el municipio de Carmen de Bolívar, en el norte del país, se realizaron audiciones en 11 ciudades en las que participaron más de 150 ex combatientes de grupos armados ilegales.

“Es, a través de la música, mostrar como sí es posible el perdón y demostrar que los participantes en el proceso de desmovilización son personas común y corrientes que merecen una segunda oportunidad”, dijo María Isabel Cerón, funcionaria de la Alta Consejería Presidencial para la Reintegración.

“Es increíble el ejemplo que nos dan, ellos comparten, son colombianos que hoy en día no tienen ninguna rivalidad por lo que vivieron en el pasado. La reconciliación es posible y esta guerra es un absurdo”, aseguró.

En la grabación del disco que contiene 13 producciones participaron 27 músicos. El estadounidense John Cardona y el colombiano Sebastián Mejía trabajaron como productores.

“No es posible que nos estemos destruyendo los mismos colombianos, quien vive la guerra en carne propia sabe que la paz flota desde lo más profundo del alma y se expresa pero con hechos”, dijo Martínez, de 33 años, autor e interprete del tema “Saca la guerra de tu corazón”.

El ex combatiente escribió la canción y otras más en un lenguaje cifrado para evitar posibles represalias por parte de sus comandantes.

QUITANDO COMBATIENTES A LA GUERRA

El presidente Uribe, quien asumió el poder en el 2002, ordenó una ofensiva militar sin presentes contra la guerrilla izquierdista a la que obligó a replegarse a apartadas regiones montañosas y selváticas.

Adicionalmente, comenzó una cuestionada negociación de paz con los paramilitares y lanzó un programa para estimular las deserciones de los ilegales grupos armados, ofreciendo acceso a educación, salud, capacitación laboral y subsidios.

A la fecha, más de 46.000 integrantes de las FARC, el Ejército de Liberación Nacional (ELN) y las AUC se acogieron al programa de reinserción y ostentan la condición de desmovilizados.

La estrategia ha permitido reducir la capacidad militar de los ilegales grupos armados y a quitado presión al propio conflicto que anualmente deja miles de muertos y desplazados.

La producción musical despertó alegría e hizo vibrar de emoción a las más de 5.000 personas que se concentraron en la plaza principal de Carmen de Bolívar, un pueblo que fue azotado por la violencia guerrillera.

“Yo canto para que no haya guerra porque en medio de ella viví y en ella entendí que el problema no está aquí afuera si aún vive en ti y este mensaje va pa’ el que quiera dejar ya el pasado y venir a empezar una nueva vida, yo te invito, ven y canta conmigo aquí”, dice una parte de la canción de Martínez.

Lida expresó abiertamente su alegría por su decisión de desertar de las FARC y aseguró que volvió a cantar después de no hacerlo mientras estuvo vinculada con el grupo guerrillero.

“Yo no cantaba allá, fue un paso en mi vida muy triste, porque yo salí de una familia muy bonita y no estaba acostumbrada a ver ni sangre, ni violencia, ni tiros, ni revolver”, recordó con nostalgia la interprete de “Vida Mía”, una canción en ritmo de balada.

“Entonces digamos que esos fueron dos años de tortura, además porque los diciembres yo me reúno con mi familia y yo falté esos dos años, para mi era muy duro, no había porque cantar, no había ilusión para hacerlo”, afirmó.

Reporte de Luis Jaime Acosta; editado por Silene Ramírez

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below