12 de mayo de 2009 / 22:58 / hace 8 años

Concurso Eurovisión lleva el brillo de la onda "kitsch" a Moscú

Por James Kilner

<p>La cantante islandesa Yohanna saluda al p&uacute;blico tras avanzar a la final del concurso Eurovision en Mosc&uacute;, 12 mayo 2009. - La cultura popular y el "kitsch" se mezclar&aacute;n esta semana cuando la capital rusa inaugure la edici&oacute;n n&uacute;mero 54 del Festival de la Canci&oacute;n Eurovisi&oacute;n, evento que se ha usado como escenario para debates sobre los derechos homosexuales y disputas entre pa&iacute;ses vecinos. REUTERS/Sergei Karpukhin</p>

MOSCU (Reuters) - La cultura popular y el “kitsch” se mezclarán esta semana cuando la capital rusa inaugure la edición número 54 del Festival de la Canción Eurovisión, evento que se ha usado como escenario para debates sobre los derechos homosexuales y disputas entre países vecinos.

Rusia obtuvo el derecho de ser la sede de la edición 2009 de la competencia anual cuando su estrella pop Dima Bilan ganó el concurso el año pasado en Belgrado.

Ahora, 42 países desde el Océano Atlántico hasta el Mar Caspio están finalizando meses de preparación para el concurso de talentos, que se realizará en un estadio construido para los Juegos Olímpicos de 1980 en la capital.

Eurovisión es uno de los programas europeos más vistos cada año, con al menos 100 millones de televidentes.

La prensa local ha informado que la capital rusa ha invertido alrededor de 42 millones de dólares para realizar la competencia, lo que la convierte en una de las ediciones más caras en la historia de Eurovisión.

En tanto, la ganadora rusa del certamen Miss World 2008 promociona al festival por todo Moscú y el primer ministro Vladimir Putin visitó el sábado la sede del evento para inspeccionar los preparativos.

Barry Viniker, quien dirige el sitio de seguidores de Eurovisión www.esctoday.com, dijo que Moscú ha mejorado dramáticamente la calidad del evento.

“Moscú simplemente presentará el mejor Eurovisión de todos”, agregó.

Al igual que años anteriores, la política nunca está lejos.

Grupos de derechos homosexuales planean ignorar una potencial prohibición y marchar el sabado por Moscú, unas horas antes de la final del concurso.

Activistas rusos han solicitado a los competidores a respaldar a los derechos homosexuales durante sus presentaciones en Moscú, cuyo alcalde Yuri Luzhkov alguna vez describió a las marchas de orgullo gay como “satánicas”.

En el 2008, el organismo a cargo de la competencia retiró del concurso a Georgia, país que protagonizó una breve guerra con Rusia en agosto del año pasado, debido a que su canción aludía al ex presidente ruso Vladimir Putin.

Este año, Alexander Rybak, un cantante de Bielorrusia que cantará en inglés y representará a Noruega, es el favorito para ganar el certamen.

reporte adicional de Amie Ferris-Rotman; Editado en español por Ricardo Figueroa

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below