18 de junio de 2009 / 17:19 / en 8 años

Recuerde, lo leyó aquí primero... hace siglos

LONDRES (Reuters) - ¿Piensa que los crímenes horribles, las cruentas guerras y los escándalos financieros sin fin de los últimos años es algo nuevo? Entonces vuelva a pensar.

<p>Foto de archivo del primer ministro brit&aacute;nico Gordon Brown durante la reuni&oacute;n Digital Britain realizada en la Biblioteca Brit&aacute;nica en Londres, 17 abr 2009. &iquest;Piensa que los cr&iacute;menes horribles, las cruentas guerras y los esc&aacute;ndalos financieros sin fin de los &uacute;ltimos a&ntilde;os es algo nuevo? Entonces vuelva a pensar. REUTERS/Dominic Lipinski/Pool</p>

Por cortesía de la Biblioteca Británica, los lectores pueden ahora sumergirse en las noticias de periódicos de una sociedad del Siglo XIX que parece haber cambiado poco respecto al caótico mundo de hoy.

Descripciones evocadoras de menores de hasta nueve años fumando y emborrachándose, la quiebra de un banco en 1878 y reportajes de primera mano de la Batalla de Trafalgar en 1805 pueden verse gratuitamente en internet.

Algunos de los autores más famosos de la época, como Charles Dickens y William Makepeace Thackeray también están representados, así como uno de sus villanos más conocidos: Jack El Destripador.

El archivo digital, que está disponible por primera vez, comprende más de dos millones de páginas de 49 diarios nacionales y regionales que se remontan hasta el año 1800.

Entonces como ahora, la embriaguez pública era un problema habitual, y los días de sol y las vacaciones elevaban la cuestión a la categoría de desorden público.

Bajo el título “Lunes de Pentecostes y Ebriedad”, el diario The Penny Illustrated de 1874 informaba: “Por la tarde y noche era imposible andar por las calles de Londres sin encontrarse hombres borrachos, muchos de los cuales tendían a la violencia y al alboroto”.

Menores que han sido calificados de salvajes y antisociales en la prensa de hoy parecían exhibir algunas de las mismas características hace más de 100 años.

The Graphic decía el 13 de junio de 1871: “Chicos y chicas, algunos no mayores de nueve años, se meten en almacenes de ladrillo donde se les ve a menudo fumando y bebiendo cerveza... la bebida y las fábricas de ladrillo parecen inseparables”.

La quiebra del Banco City of Glasgow, uno de las mayores de Escocia, con 12 millones de libras de deuda, también suena familiar hoy.

El diario The Aberdeen Weekly, informaba en febrero de 1879 cómo uno de los directivos del banco, James Nichol Fleming, se había fugado en su yate.

El diario lo describía como un hombre “pulcro, caballeroso, destacado criador de ganado y caballos, y un encantador especulador en barcos, empresas públicas y con dificultades”.

Con el tiempo, Fleming fue capturado y encarcelado.

El archivo se puede encontrar en la dirección newspapers.bl.uk/blcs/ y las noticias se pueden descargar por una pequeña tarifa.

Reporte de Stefano Ambrogi; Traducido en la Redacción de Madrid

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below