10 de julio de 2009 / 21:47 / en 8 años

Cazan a hipopótamo de Pablo Escobar en Colombia

Por Javier Mozzo Peña

<p>Foto de archivo de la hipop&oacute;tamo Rani y su cr&iacute;a de cuatro d&iacute;as en el zool&oacute;gico Assam en Guwahati, India, 17 mar 2009. El Ministerio del Medio Ambiente de Colombia orden&oacute; la muerte de los hipop&oacute;tamos que habitan en las ruinas de un antiguo zool&oacute;gico construido por el fallecido narcotraficante Pablo Escobar, ante la amenaza que representan, inform&oacute; el viernes una fuente del organismo. REUTERS/Utpal Baruah</p>

BOGOTA (Reuters) - Cazadores colombianos mataron a uno de los dos hipopótamos que escaparon en el 2006 de las ruinas de un antiguo zoológico del fallecido narcotraficante Pablo Escobar, luego de haber recibido un permiso estatal por la amenaza que representan, informó el viernes el Gobierno.

La muerte de los enormes animales, considerados de los más peligrosos del mundo y traídos por Escobar en la década de 1980, se ordenó por parte de la autoridad medioambiental del noroccidental departamento de Antioquia, bajo la figura legal de “caza de control” expedida por tres meses en junio pasado.

La operación también contó con la ayuda del Ejército, precisó la fuente a Reuters.

El programa local Caracol Televisión publicó fotos de un hipopótamo muerto en las que posan varios militares y otras personas.

“No fue una decisión fácil, fue muy pensada y soportada técnica y científicamente (...) Desde el 2007 hicimos todo lo posible por reubicarlos, pero es muy costoso y no es fácil el procedimiento”, dijo a Reuters la viceministra de Medio Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial, Claudia Mora en un contacto telefónico.

Los hipopótamos, que según Mora transmiten fácilmente la tuberculosis y la brucelosis y atacaron recientemente a animales domésticos, cobraron notoriedad hace poco cuando una revista local avistó a uno a unos 100 kilómetros del zoológico en ruinas, en medio de una espesa vegetación de una zona del norte del país.

La funcionaria indicó que el macho y la hembra se reprodujeron, pero sobre la cría no existe orden de caza.

Aún permanecen en cautiverio 22 hipopótamos, que son atendidos con cargo a los recursos públicos, por lo que Mora pidió la colaboración internacional para reubicarlos.

“Pensamos que debe haber menos quejas y más colaboración de parte de las personas, para que podamos reubicar una especie exótica, que debe estar en su hábitat natural y cuyo mantenimiento es muy costoso”, dijo Mora.

Las propiedades del antiguo jefe del Cartel de Medellín pasaron a poder del Estado después de un proceso de expropiación.

Ambientalistas criticaron la decisión de matar a los hipopótamos.

“Es claro que si no están en su hábitat pueden representar un riesgo para la población, pero la fórmula no es agarrarlos a plomo y a riflazos (...) no es montar un espectáculo de tiro al hipopótamo”, dijo el ex ministro de Medio Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial Juan Lozano.

Escobar no sólo trajo hipopótamos sino otra cantidad de especies nativas de Africa, algunas de las cuales han sido reubicadas con éxito en zoológicos del país.

La situación de los hipopótamos despertó la solidaridad de organizaciones protectoras de animales y de zoológicos nacionales e internacionales, uno de los cuales adoptó a algunos animales.

No obstante, las dificultades de localización y de manejo de los animales que escaparon, no llevaron a feliz término los esfuerzos por conservarlos.

Reporte de Javier Mozzo Peña; Editado por Javier Leira

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below