1 de agosto de 2009 / 11:19 / hace 8 años

Cambio climático amenaza antiguo bosque polaco

Por Gabriela Baczynska

BIALOWIEZA, Polonia (Reuters) - El último bosque antiguo de Europa, hogar de una gran manada de bisontes, se enfrenta a un futuro incierto debido al cambio climático, pero sus residentes se muestran más preocupados porque los estrictos esfuerzos de conservación dañen la economía local.

Con una superficie de 150.000 hectáreas, el bosque antiguo de Bialowieza, que se encuentra a ambos lados de la frontera entre Polonia y Bielorrusia, es uno de los más grandes de Europa. Está catalogado como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO desde 1979.

Del lado polaco de la frontera, los residentes se oponen a los planes de extender la zona protegida de este hábitat único, amenazado por el aumento de las temperaturas y la disminución de las precipitaciones pluviales.

Alentada por las agencias internacionales de conservación, Varsovia quiere agrandar el área del parque nacional, que ocupa menos de un quinto de la parte polaca del bosque.

La ciudad ha ofrecido hasta 100 millones de zlotys (33,6 millones de dólares) para ser compartidos entre las nueve comunidades que se verían afectadas por las regulaciones que protegen la vida silvestre.

Sin embargo, la región se encuentra entre las más pobres de Polonia y los residentes del distrito Bialowieza, que tiene una población de 2.400 habitantes, se muestran escépticos y temerosos de que el proyecto ahuyente inversiones, genere pérdidas de puestos de trabajo y reduzca la recaudación impositiva de la comunidad.

“Usted podría pensar que somos tontos, que no estamos dispuestos a aceptar el dinero”, dijo a Reuters el alcalde de Bialowieza, Albert Litwinowicz. “Pero éste solo será destinado a inversiones ambientales, mientras lo que nosotros necesitamos son carreteras”, agregó.

Los bosques ocupan más del 80 por ciento del distrito administrativo de Bialowieza y suministran una parte significativa del ingreso, gracias al dinero del Gobierno.

Los ingresos provienen mayormente de los bosques y otros subsidios del Gobierno central, además de subvenciones y otras formas de ayuda estatal, dijo Litwinowicz.

Los recursos quedarían reducidos a la mitad si toda la zona fuese incorporada al parque nacional y la mayoría de los 50 trabajadores forestales, responsables de mantener el bosque además de cortar la madera, quedarían sin empleo, añadió.

Bajo la propuesta actual el distrito Bialowieza quedaría completamente incorporado al parque nacional.

“Sería casi imposible construir cualquier cosa en medio de un parque nacional con estrictas normas de conservación y lo que nosotros queremos es desarrollar más el transporte y otras infraestructuras”, dijo Litwinowicz.

SEÑAS DEL CAMBIO CLIMÁTICO

No existen grandes centros industriales en las inmediaciones. Cada año, 150.000 personas visitan Bialowieza pero el turismo representa solo 10 por ciento de los ingresos del distrito.

Sin embargo, el desempleo en Bialowieza es casi inexistente, en parte debido a que un cuarto de la población se fue del lugar desde 1990 a las ciudades o, como muchas personas del este de Polonia, a buscar trabajo en la parte occidental de Europa, más próspera.

Los signos del cambio climático que podrían poner en riesgo al bosque se han vuelto más evidentes.

“La temperatura anual promedio ha aumentado 0.8 grados centígrados en los últimos 50 años. Esto es muchísimo para un bosque virgen”, dijo a Reuters Elzbieta Malzahn, del Instituto de Investigaciones Forestales.

“Eso es suficiente tiempo para denominarlo un cambio en el clima. Hay menos lluvia en verano, los inviernos son más templados y terminan antes, haciendo que la vegetación aparezca más temprano”, agregó Malzahn.

Funcionarios del parque nacional dijeron que el nivel de agua subterránea ha bajado 50 centímetros en las últimas tres décadas.

“Las raíces de los abetos están muy poco profundas y simplemente se quedan sin agua. Estamos percibiendo una caída en el número de abetos”, dijo el empleado del parque Mateusz Szymura.

Bialowieza es el hogar de 800 bisontes salvajes europeos, el animal terrestre más pesado del continente que puede llegar hasta una tonelada y una altura de hasta dos metros.

Hasta ahora, los cambios no han puesto en peligro al bisonte porque los mamíferos se adaptan fácilmente a los cambios del ambiente, según afirman los científicos.

Los especialistas consideran que Bialowieza atravesó por muchos cambios en el transcurso de los siglos y que el bosque se adaptó a las nuevas condiciones.

“El problema, no obstante, es si los cambios que estamos causando ahora son demasiado rápidos e impredecibles y dejan a la naturaleza pocas posibilidades para adaptarse”, dijo Malzahn.

VALLA FRONTERIZA

Las discusiones políticas entre Bielorrusia y Polonia han sofocado los esfuerzos conjuntos por salvaguardar el bosque.

Desde que Polonia ingresó a la Unión Europea en el 2004, la frontera este del bloque pasa por el bosque y está delimitada por una valla construida por Bielorrusia años atrás.

La valla impide que los bisontes a ambos lados se mezclen.

Sin embargo, los animales siguen siendo genéticamente similares ya que la especie fue regenerada usando unos pocos animales -y sólo dos machos- que sobrevivieron en un zoológico polaco después de haber desaparecido de su hábitat en la década del 1920, producto de la caza furtiva e ilegal.

Para extender la zona protegida del lado polaco, el Gobierno necesita la aprobación de las autoridades locales y dice que el plan costaría entre 1,5 y 3 millones de zlotys.

“Durante años, la gente del lugar se ha opuesto a los planes de agrandar el parque y ahora vamos a presentar un programa que muestra que ellos pueden seguir su curso con un parque mayor”, dijo a Reuters el viceministro del Ambiente, Janusz Zaleski.

“También esperamos que este dinero genere empleo en la región y ayude a mejorarla”, agregó.

El alcalde Litwinowicz, quien planea un referendo entre los residentes sobre el plan de ampliación, no parece estar convencido.

“Si el lugar donde vivimos es tan único para todo Europa, ¿por qué no se benefician los residentes en lugar de perjudicarse? Personalmente, estoy en contra, pero la gente lo decidirá”, aseguró.

(1 dólar = 2.975 zloty)

Editado en español por Daniela Desantis

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below