26 de agosto de 2009 / 19:33 / en 8 años

Juanes cree concierto La Habana ayudará a EEUU-Cuba

Por Pascal Fletcher

<p>Imagen de archivo del cantante colombiano Juanes en la ceremonia de los premios Lo Nuestro en Miami, Florida, 26 mar 2009. El cantautor colombiano Juanes dijo que un concierto que ofrecer&aacute; en Cuba en septiembre podr&iacute;a ayudar a descongelar las relaciones entre Cuba y Estados Unidos, pese a cr&iacute;ticas de exiliados de l&iacute;nea dura que lo acusan de entretener a las autoridades comunistas de la isla. Juanes, quien vive en Estados Unidos, dijo al diario Miami Herald en una entrevista publicada el mi&eacute;rcoles que el concierto programado para el 20 de septiembre en la Plaza de la Revoluci&oacute;n de La Habana era una oportunidad para promover la paz y la reconciliaci&oacute;n entre Cuba y Estados Unidos, enemigos ideol&oacute;gicos desde hace casi medio siglo. REUTERS/Carlos Barria/Archivo</p>

MIAMI (Reuters) - El cantautor colombiano Juanes dijo que un concierto que ofrecerá en Cuba en septiembre podría ayudar a descongelar las relaciones entre Cuba y Estados Unidos, pese a críticas de exiliados de línea dura que lo acusan de entretener a las autoridades comunistas de la isla.

Juanes, quien vive en Estados Unidos, dijo al diario Miami Herald en una entrevista publicada el miércoles que el concierto programado para el 20 de septiembre en la Plaza de la Revolución de La Habana era una oportunidad para promover la paz y la reconciliación entre Cuba y Estados Unidos, enemigos ideológicos desde hace casi medio siglo.

“Yo no soy comunista (...) No voy a La Habana a tocar para el régimen cubano (...) Nuestro único mensaje es de paz, de humanidad, de tolerancia, un mensaje de interactuar con el pueblo”, dijo al periódico en su casa de Key Biscayne.

Juanes, de 37 años, cuyo nombre completo es Juan Esteban Aristizábal Vásquez, es una estrella de la música pop rock en español que ha ganado varios premios Grammy Latino.

Un embargo de 47 años de antigüedad contra Cuba restringe los viajes de estadounidenses a la isla de gobierno comunista, aunque pueden ser otorgadas licencias especiales y recientemente fueron suavizadas las limitaciones.

Un portavoz del Departamento de Estado dijo a Reuters que Juanes se reunió con la secretaria de Estado, Hillary Clinton, en mayo para proponerle el concierto y que habían discutido el apoyo general del Gobierno del presidente estadounidense Barack Obama a los contactos “persona a persona” con Cuba.

Pero comentó que Clinton evitó asumir una posición específica y aclaró que la dependencia que debe dar los permisos necesarios para el evento es el Departamento del Tesoro, que supervisa el cumplimiento del embargo a Cuba.

Un portavoz del Departamento del Tesoro dijo que Juanes requiere una licencia debido a que reside en Estados Unidos, lo que lo mantiene sujeto a la jurisdicción estadounidense a pesar de ser colombiano. El portavoz no especificó si la licencia ha sido otorgada.

Entre la comunidad de exiliados cubanos en Estados Unidos, críticos calificaron a Juanes de “ingenuo” y argumentaron que el concierto fortalecerá a los líderes comunistas de la isla mientras ignoran el destino de los disidentes encarcelados.

Varios conocidos artistas latinos invitados por Juanes declinaron participar debido a la sensibilidad política.

Pero Juanes dijo que el concierto “Paz Sin Fronteras” en La Habana, similar a uno ofrecido el año pasado en la frontera de Colombia y Venezuela, podría ayudar a revivir el intercambio cultural entre Cuba y Estados Unidos, prácticamente congelado durante el pasado Gobierno del presidente George W. Bush.

“EL MOMENTO PRECISO”

Obama ha pedido a los líderes cubanos mejoras en derechos humanos y libertades políticas, pero ha dicho que busca una relación más normal con La Habana y en abril levantó restricciones de viajes a los cubano estadounidenses, relajando ligeramente el embargo comercial contra Cuba.

“Este es el momento preciso para comenzar algo”, dijo Juanes al Miami Herald. “Durante el Gobierno anterior seguro que no estuviéramos hablando de esto. Pero con este Gobierno, con Obama de presidente, creo que es diferente”, agregó.

La prensa en Miami reportó que Juanes recibió amenazas de muerte por el concierto y un pequeño grupo de exiliados cubanos en la ciudad destrozó y quemó CD suyos la semana pasada.

Juanes dijo que se reunió con Clinton y miembros del Gobierno y el Congreso en mayo para evaluar si apoyarían su iniciativa y autorizarían a músicos y técnicos estadounidenses participar en el concierto.

El Miami Herald dijo que Juanes realizaría el concierto en la misma Plaza de la Revolución donde el Papa Juan Pablo II celebró misa durante su histórica visita a la isla en 1998.

El colombiano actuaría junto al cantante pop español Miguel Bosé y la merenguera puertorriqueña Olga Tañón.

La comentarista cubano estadounidense Ninoska Pérez, una severa crítica del presidente Raúl Castro y su hermano, el ex líder Fidel Castro, dijo que expresó a Juanes su temor de que el Gobierno cubano manipule el concierto con fines políticos.

“Me dijo que quería cantarle al pueblo; le respondí que los cubanos necesitan libertad, no conciertos”, escribió el fin de semana en el diario El Nuevo Herald.

Reporte adicional de Arshad Mohammed y David Lawder en Washington. Editado en español por Silene Ramírez

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below