10 de septiembre de 2009 / 0:01 / en 8 años

¿Está Chevron asustado por la película "Crude"?

Por Deborah Zabarenko

<p>Foto de archivo de un ind&iacute;gena Huaorani durante una protesta frente a la Corte Suprema de Lago Agrio, Ecuador, 21 oct 2003. &iquest;El gigante petrolero Chevron le teme a una pel&iacute;cula? As&iacute; lo cree una de las estrellas de "Crude", un documental sobre el juicio ambiental de 27.000 millones de d&oacute;lares contra la compa&ntilde;&iacute;a a favor de los residentes del amazonas ecuatoriano. Un portavoz de Chevron lo niega vehementemente. REUTERS/str</p>

WASHINGTON (Reuters) - ¿El gigante petrolero Chevron le teme a una película?

Así lo cree una de las estrellas de “Crude”, un documental sobre el juicio ambiental de 27.000 millones de dólares contra la compañía a favor de los residentes del amazonas ecuatoriano. Un portavoz de Chevron lo niega vehementemente.

El estreno del filme en Nueva York el miércoles es el último giro en una demanda colectiva que empezó hace 16 años, que argumenta que Chevron debería compensar a unos 30.000 ecuatorianos que viven cerca de los pozos de desechos dejados por la exploración de petróleo desde 1960.

“Crude” muestra a los habitantes viviendo en riachuelos de resbaladizo petróleo, lavando ropa en aguas contaminadas.

Una escena muestra a un recién nacido con sarpullido de pies a cabeza; otras ofrecen entrevistas con ecuatorianos que afirman que aquellos que usan el agua o viven cerca son propensos a tener cáncer, defectos de nacimiento y otras dolencias..

El filme es absorbente, en gran parte debido a una de las protagonistas con mayor tiempo en pantalla: Trudie Styler, quien junto a su esposo Sting fundó la Fundación Rainforest.

Styler visitó la zona afectada en Ecuador y su grupo donó barriles para la recolección de lluvia para que los habitantes pudieran tener agua limpia. Ella elogió al filme por su mensaje ambiental y recordó gráficamente la fetidez en el área.

“Antes de oler cosas, tus ojos te empiezan a picar y a tener una sensación de ardor y mientras más te acercas a (...) esas áreas contaminadas donde la gente está forzada a vivir, tus fosas nasales se llenan (...) tu saliva tiene el sabor del petróleo (...) y entonces 20 minutos después tienes este horrible dolor de cabeza”, dijo Styler a Reuters.

CHEVRON NIEGA RESPONSABILIDAD

Chevron niega tener responsabilidad por la contaminación y levantó una campaña mediática la semana pasada, ofreciendo grabaciones que, según la compañía, demostraban que el juez ecuatoriano del caso estaba envuelto en un conspiración de soborno.

El juez se recusó del caso pero señaló que no hizo nada malo, y el Frente de Defensa de la Amazonía con sede en Washington que apoya a los demandantes dijo que el vídeo muestra que el juez resistió los intentos de sobornarlo.

Steve Donziger, un abogado consultor estadounidense de los demandantes, cuestionó el momento en que Chevron lanzó su última campaña.

“Creo que el momento en que fueron divulgados estos vídeos -que ellos habían tenido, para su propia admisión, durante meses- está directamente relacionado al lanzamiento de un filme que los asusta y esperan que la gente no vaya a ver”, declaró Donziger en una entrevista telefónica.

Kent Robertson, un portavoz de Chevron en San Ramon, California, dijo que el vídeo fue divulgado la semana pasada porque la compañía necesitaba tiempo para autentificarlo, pero no debido al estreno de la película.

“El filme tiene mucha emoción y pocos hechos”, dijo Robertson también vía telefónica.

También agregó que no había pruebas documentadas de una vinculación entre la contaminación relacionada al petróleo en la jungla ecuatoriana y las enfermedades sufridas por los demandantes, y dijo que los mandatos del juez que se recusó deberían ser anulados.

Por lo descrito por Styler en el área, Robertson dijo: “Si estás viendo petróleo fresco hoy (...) ¿cómo puede ser eso responsabilidad de una compañía que dejó de operar en 1990?”.

Los demandantes alegan que Texaco, comprada por Chevron en el 2001, desechó miles de millones de litros de agua contaminada en la jungla por más de dos décadas antes de que la compañía se fuera de Ecuador a inicios de la década de 1990.

Editado en español por Silene Ramírez

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below