16 de septiembre de 2009 / 18:23 / en 8 años

Sindicatos británicos abren debate sobre uso de tacones

Por Paul Casciato

<p>Los sindicatos brit&aacute;nicos han iniciado un acalorado debate en todo el pa&iacute;s tras aprobar una moci&oacute;n esta semana demandando el derecho de las mujeres a llevar zapatos c&oacute;modos en el trabajo. La Sociedad de Pod&oacute;logos introdujo la moci&oacute;n pidiendo a los empleadores que trabajen en asociaci&oacute;n con los sindicatos, personal y los representantes locales de Salud y Seguridad para garantizar que se llevan a cabo las evaluaciones apropiadas para reemplazar los tacones por zapatos confortables en caso de que representen un riesgo. REUTERS/Fred Prouser</p>

LONDRES (Reuters) - Los sindicatos británicos han iniciado un acalorado debate en todo el país tras aprobar una moción esta semana demandando el derecho de las mujeres a llevar zapatos cómodos en el trabajo.

La Sociedad de Podólogos introdujo la moción pidiendo a los empleadores que trabajen en asociación con los sindicatos, personal y los representantes locales de Salud y Seguridad para garantizar que se llevan a cabo las evaluaciones apropiadas para reemplazar los tacones por zapatos confortables en caso de que representen un riesgo.

La moción provocó un aluvión de titulares indicando que los sindicatos intentaban prohibir los ‘stilettos’ en la oficina.

“La mujer defiende su derecho a llevar tacones mientras los jefes sindicales ‘aguafiestas’ condenan los ‘stilettos’ en el trabajo”, escribió el Daily Mail.

El titular del tabloide Sun decía: “Conmociona el plan de prohibir los tacones altos” junto a una foto de dos mujeres con pantalones cortos y ‘stilettos’.

“No hemos pedido prohibir los ‘stilettos’ o los tacones en absoluto”, dijo la podóloga y miembro del consejo de la sociedad Lorraine Jones a Reuters.

Jones insistió en que la moción se introdujo para dar a las mujeres en ciertas industrias el derecho a decir no a los tacones en trabajos donde tienen que permanecer de pie mucho tiempo.

“Es un asunto serio para las mujeres en el trabajo, y nosotros en la Sociedad de Podólogos queremos asegurar que las trabajadoras nunca sean obligadas a llevar tacones, que creemos que pueden llevar a problemas en los pies a corto, mediano y largo plazo”, dijo Eddie Saville, director de relaciones laborales en un comunicado.

Los periódicos británicos informaron que la parlamentaria conservadora Nadine Dorries entró en el debate, diciendo que pretendía reducir a mujeres como ella a su tamaño.

“Mi trabajo (en la Cámara de los Comunes) está dominado por hombres, y los hombres con los que trabajo tienen instintos asesinos”, dijo Dorries en declaraciones recogidas por el diario The Times.

“Mido 1,60 y necesito llevar tacones altos”, agregó.

La Sociedad de Podólogos dijo que la moción fue impulsada por los hechos revelados en sus intervenciones.

Los pies llevan el peso de la vida diaria y para muchos trabajadores, estar de pie de manera prolongada, con calzado inadecuado y tacones altos puede ser un riesgo en el trabajo, dijo la sociedad.

Anualmente se pierden dos millones de días por enfermedades desencadenadas por desórdenes de las extremidades inferiores. El Servicio Nacional de Salud británico gasta millones de libras en operaciones en los pies anualmente.

Los tacones pueden causar problemas en los pies a largo plazo, como ampollas y callos, a lesiones graves de pie, rodilla, dolor de espalda y articulaciones dañadas, dijo la sociedad.

Traducido en la Redacción de Madrid

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below