4 de octubre de 2009 / 13:26 / en 8 años

Revelan riesgos por derretimiento de hielo en Antártida

Por Alister Doyle

<p>Imagen de un iceberg cerca de la base ant&aacute;rtica brit&aacute;nica, 23 ene 2009. El cambio clim&aacute;tico est&aacute; convirtiendo al hielo de la Ant&aacute;rtida en uno de los mayores riesgos para los pr&oacute;ximos siglos. Incluso un peque&ntilde;o deshielo podr&iacute;a aumentar los niveles mar&iacute;timos, afectando a ciudades como Nueva York y Pek&iacute;n, o a naciones como Bangladesh. REUTERS/Alister Doyle</p>

OSLO (Reuters) - Consternado por el hielo y las tormentas, el explorador británico Capitán James Cook no se arrepintió cuando abandonó un viaje para ir en busca del mítico continente sur en 1773.

Tras hallar sólo témpanos después de ser el primero en cruzar el círculo ártico, escribió con pesar que si alguien se aventuraba a ir más allá encontraría una “tierra condenada por la naturaleza a quedar enterrada por siempre bajo la nieve y el hielo eterno”.

“No le envidiaré el honor del descubrimiento, pero seré franco al decir que el mundo no se beneficiará con él”, escribió el explorador.

Puede que las cosas sean mucho peores de lo que él pensaba.

El cambio climático está convirtiendo al hielo de la Antártida en uno de los mayores riesgos para los próximos siglos. Incluso un pequeño deshielo podría aumentar los niveles marítimos, afectando a ciudades como Nueva York y Pekín, o a naciones como Bangladesh.

Los científicos están tratando de diseñar experimentos de la más alta tecnología -con radares satelitales, rayos láser, robots submarinos o incluso perforaciones- para salvar las brechas en la comprensión de los riesgos.

“Aunque sólo aumente unos pocos metros cambiará la geografía del planeta”, dijo Rajendra Pachauri, directora del Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC por sus siglas en inglés) de la ONU, refiriéndose a los escenarios más extremos del rápido crecimiento oceánico.

“Groenlandia y la Antártida son dos enormes cuerpos de hielo sobre tierra que realmente podrían tener muy serias implicancias para los niveles de los mares”, dijo a Reuters.

Finalmente descubierta en 1820, la Antártida encierra suficiente agua para aumentar los niveles marítimos en 57 metros. Groenlandia almacena el equivalente a 7 metros.

Las preocupaciones por el aumento de los niveles marítimos son uno de los motivos de las conversaciones globales sobre un nuevo acuerdo de Naciones Unidas para combatir el cambio climático, principalmente con una baja en el uso de combustibles fósiles.

Está previsto que el nuevo acuerdo mundial sea materializado en diciembre en Copenhague.

COLAPSO

Los científicos se están concentrando en los márgenes, donde el hielo choca con un océano sur cada vez más cálido.

“La parte inferior de las capas de hielo es crucial”, dijo David Carlson, un científico que lideró el Año Polar Internacional de 2007-08.

Puede que los mares más cálidos estén derritiendo las capas de hielo alrededor de los bordes, indicó, y permitiendo que el hielo se desprenda de la tierra y caiga al mar más rápidamente, agregando agua a los niveles marítimos. Pero es difícil estar seguros debido a la falta de observaciones a largo plazo.

“Lo mismo que derrotó a Cook -el hielo y el mal clima- sigue siendo el problema”, manifestó.

Aproximadamente 10 barreras de hielo, extensiones de capas de hielo que flotan sobre el océano y pueden tener cientos de metros de espesor, han colapsado sobre la Península Antártica en los últimos 50 años. Parte de la Barrera de Hielo Wilkins sucumbió en abril.

Y estudios recientes indican una ligera tendencia más cálida en la Antártida, extraídos de informes realizados por computadora sobre registros de temperatura. De todos modos, no se derretirá gran parte de la Antártida: la temperatura promedio en el año es de -50 grados centígrados.

Una posibilidad es mirar muy atrás en la historia.

Los estudios indican que en el Riss-Würm hace unos 125.000 años, por ejemplo, las temperaturas eran levemente más altas que ahora, los hipopótamos se bañaban en el Rin, y los mares presentaban niveles 4 metros más altos.

“Necesitamos saber de dónde vinieron los cuatro metros adicionales”, sostuvo David Vaughan, un glaciólogo del Centro Británico de Investigaciones Antárticas (BAS por sus siglas en inglés), agregando que una posibilidad era que hubiese colapsado el hielo del oeste de la Antártida.

El científico indicó que la operación de perforar el hielo -de unos 3 kilómetros de espesor- hasta la roca firme podría ayudarles a entender el proceso. El oeste de la Antártida es vulnerable porque su hielo se encuentra sobre roca bajo el nivel del mar y contiene suficiente hielo para elevar los niveles marítimos entre 3 y 6 metros.

Una muestra de las rocas que se encuentran debajo del hielo revelaría cuándo estuvieron expuestas a los rayos cósmicos por última vez, los cuales causan cambios químicos que pueden ser leídos como un reloj. Podrían hallarse fósiles o sedimentos antiguos bajo el hielo para ajustar las fechas.

Si el hielo hubiera colapsado en el Riss-Würm o en otros períodos cálidos entre las Edades de Hielo habría desatado alertas sobre los riesgos de un rápido aumento en los niveles marítimos, dijo Vaughan. Determinar que el hielo ha mantenido establidad en su masa sería de mucho alivio.

A principios de septiembre, el secretario general de la ONU Ban Ki-moon, dijo que los niveles marítimos del mundo podrían aumentar entre 0,5 y 2 metros este siglo, mucho más de lo que la mayoría de los expertos había previsto.

Pachauri, del IPCC, habló de un aumento de entre 18 y 59 centímetros para el 2100, excluyendo una posible aceleración del derretimiento de la Antártida o Groenlandia. Los mares aumentaron 17 centímetros en el siglo pasado.

Otra tema grave es que los expertos han encontrado lagos debajo de las capas de hielo en las últimas décadas, pero nadie está seguro de que éstos puedan lubricar el deslizamiento hacia el mar.

Los lagos, como el Vostok donde científicos rusos están cerca de perforar hasta el agua encerrada en lo profundo bajo el hielo, podrían incluso ser un lugar donde la vida haya evolucionado de forma aislada.

Formas desconocidas de vida en el Lago Vostok podrían dar indicios sobre las posibilidades de vida en el espacio, por ejemplo en la luna de Júpiter, Europa: una bola de hielo que podría contener agua líquida cerca de su núcleo más cálido.

Editado en español por Marion Giraldo

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below