6 de abril de 2010 / 16:33 / en 8 años

Magnate de Hollywood recuerda a Elvis y Sinatra en nuevo libro

Por Mark Egan

<p>El productor de Hollywood Jerry Weintraub posa para una fotograf&iacute;a en Nueva York. Abr 5 2010. Durante d&eacute;cadas ha trabajado con los m&aacute;s importantes artistas, desde Elvis Presley y Frank Sinatra a Brad Pitt y George Clooney, pero ahora es el turno del productor de Hollywood Jerry Weintraub de tomar el centro de atenci&oacute;n y brillar como una estrella. REUTERS/Shannon Stapleton</p>

NUEVA YORK (Reuters) - Durante décadas ha trabajado con los más importantes artistas, desde Elvis Presley y Frank Sinatra a Brad Pitt y George Clooney, pero ahora es el turno del productor de Hollywood Jerry Weintraub de tomar el centro de atención y brillar como una estrella.

Y mientras promociona su autobiografía “When I Stop Talking, You’ll Know I‘m Dead -- Useful Stories from a Persuasive Man” (Cuando deje de hablar, sabrán que estoy muerto, Utiles historias de un hombre persuasivo), al niño del Bronx que se volvió un magnate del cine no le falta confianza.

Al preguntarle su edad, él responde “Tengo 72 años, ¿me veo bastante bien para tener 72, verdad?”. Si le dices que tiene una linda sonrisa rápidamente contesta “Deberías verme cuando recibo un cheque”.

Al preguntarle qué le gustaría que dijera su lápida él responde luego de una profunda risa “Yo estuve acá y lo hice”.

“No me perdí de nada, eso te lo puedo asegurar”, agregó.

Publicadas esta semana por la imprenta Twelve de Hachette Book Group, sus memorias hablan de un esforzado trabajador y valiente neoyorquino que, a través de la persistencia y carisma, alcanzó su gran momento a los 26 años al convencer al coronel Tom Parker de que él era el indicado para traer de nuevo a Elvis Presley en una gira de conciertos nacionales.

“Nunca he escuchado la palabra ‘No’, la única que escucho es ‘Sí'”, dice Weintraub sobre su filosofía de negocios.

Además de contar la historia de su vida, las autobiografía ofrece consejos a los que desean seguir su camino.

“Soy un libro abierto, no trato de esconder nada, no estoy tratando de engañar a nadie (...) y no me rindo cuando creo en algo”, comentó Weintraub.

Weintraub ha trabajado con los grandes del mundo del espectáculo. Como empresario con su compañía Concerts West, su lista incluyó a Sinatra, Bob Dylan, Led Zeppelin y John Denver.

Más tarde como productor de cine trabajó con todos, desde George Burns en la película de 1977 “Oh, God!”, hasta George Clooney y Brad Pitt en “Ocean’s Eleven”.

El libro está plagado de historias de una época más simple.

Una de ellas relata cuando tuvo que pagarle a un oficial para que pusiera a prisioneros en los asientos disponibles de un concierto para que así Elvis creyera que cada boleto estaba vendido.

En otra ocasión, tuvo que pintar cajas de cartón con pintura negra, para darle a Led Zeppelin la ilusión de que habían más parlantes y convencerlos de que su música se había escuchado más fuerte.

Weintraub detalla la historia de un hombre que vivió y trabajó bajo simples reglas: pregunta si no sabes, escucha cuando alguien más está hablando, se honesto, trabaja duro.

“He sido bien, bien afortunado y he trabajado bien, bien duro”, dijo Weintraub, a lo que agregó “Yo era un niño del Bronx, no tenía nada, hice todo el trabajo”.

“He tenido un loco tipo de vida”, finalizó.

Reporte de Mark Egan, editado en español por Juana Casas

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below