9 de agosto de 2010 / 17:36 / en 7 años

Británico se convierte en el primer hombre que cruza el Amazonas

Por Douglas Engle

<p>Foto sin fechar de Ed Stafford en medio de la jungla del Amazonas en Brasil. Un ex capit&aacute;n del Ej&eacute;rcito de Gran Breta&ntilde;a se convirti&oacute; el lunes en la primera persona conocida en caminar desde el origen del r&iacute;o Amazonas hasta su cuenca. REUTERS/Handout</p>

PLAYA MARUDA, Brasil (Reuters) - Un ex capitán del Ejército de Gran Bretaña se convirtió el lunes en la primera persona conocida en caminar desde el origen del río Amazonas hasta su cuenca.

En la odisea, que duró dos años y medio, el aventurero aguantó “50.000” picaduras de mosquito, ataques de escorpión y una enfermedad a la piel.

Ed Stafford, un hombre de 34 años de Leicestershire, Inglaterra, caminó durante 859 días a lo largo del río más extenso del mundo, luego de partir desde la cumbre del Monte Mismi, en Perú, en abril del 2008.

El lunes, el británico llegó a una playa del Océano Atlántico ubicada a unos 150 kilómetros al noreste de la ciudad brasileña de Belém, pese a caer rendido cuando sólo le faltaban 85 kilómetros para finalizar el viaje de 9.650 km.

Horas antes de completar la travesía, Stafford sufrió un sarpullido y se desmayó a un lado del camino.

“Me siento algo humillado de que mi sistema simplemente decidiera apagarse tan cerca de la meta”, escribió en su blog www.walkingtheamazon.com.

Stafford emprendió la caminata para crear conciencia sobre las amenazas que enfrentan la selva amazónica y sus habitantes, usando un sistema de video portátil vía satélite para documentar su viaje en un blog.

El ex militar había planeado completar el viaje en alrededor de un año, pero el tiempo se prolongó por inundaciones que lo obligaron a caminar en una ruta 3.200 km más larga que los 6.400 km de extensión del río Amazonas.

Stafford comenzó el trayecto con el aventurero inglés Luke Collyer, pero ambos se separaron casi al comienzo del periplo y el ex capitán continuó solo.

En julio del 2008, se le unió Gadiel Cho Sánchez Rivera, un trabajador forestal peruano, que prometió caminar con él por cinco días, pero acabó acompañándolo por el resto de la travesía.

OBSTACULOS EN EL CAMINO

Un comunicado del equipo de prensa de Stafford dijo que el británico había sido “acusado erróneamente de asesinato en dos oportunidades, encarcelado, atacado por aborígenes hostiles que llenaron su boca de concreto, perseguido con arcos y flechas por los indígenas Ashaninka y picado por cientos de avispas”.

Además, el viajero “vio cómo su guía ‘Cho’ sacó una mosca de su cabeza con pegamento y una espina de árbol”, agregó.

El equipo también indicó que Stafford aguantó “50.000 picaduras de mosquito”, mantuvo una dieta a base de pirañas, arroz y frijoles, evadió a una variedad de serpientes, anguilas eléctricas, escorpiones y hormigas y contrajo una enfermedad que desfigura la piel.

El explorador británico Sir Ranulph Fiennes fue citado diciendo que la hazaña de Stafford era “verdaderamente extraordinaria”.

“Nadie ha hecho esto jamás y los expertos consideraron que la ruta era imposible”, afirmó.

Escrito por Stuart Grudgings. Editado en español por Patricia Avila

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below