19 de agosto de 2010 / 16:54 / hace 7 años

Malabarismo, una forma de vida en las calles de Sao Paulo

Por James Matthews

<p>Imagen de archivo de un malabarista, durante un festival en Kiev. Jun 13 2010. La luz de tres antorchas juega en la cara del malabarista, iluminando las gotas de sudor que caen de su frente. REUTERS/Gleb Garanich/ARCHIVO</p>

SAO PAULO (Reuters) - La luz de tres antorchas juega en la cara del malabarista, iluminando las gotas de sudor que caen de su frente.

Es de noche y el malabarista está montado en un alto monociclo, apoyado contra un semáforo y mirando a los autos que rugen a través de una importante calle en el centro de Sao Paulo.

Cuando la luz cambia a rojo y los automóviles frenan, se lanza al camino.

Fabiano Cordeiro, de 26 años, se describe a sí mismo como un artista y vive del malabarismo con antorchas encendidas.

“Lo hago porque lo disfruto”, dice Cordeiro. “Hacer malabares me hace sentir bien”.

El es uno de los millones de brasileños dentro de la próspera economía informal del país, donde la mayoría de la fuerza laboral no está registrada en el Ministerio del Trabajo.

Cordeiro también posee un público vasto y creciente. Sao Paulo tiene 6,85 millones de vehículos y en los primeros seis meses del año hubo un promedio de 650 coches nuevos diarios en las calles, según cifras de la autoridad de transporte estatal, Detran.

Cordeiro termina su pulida rutina en la segunda luz y salta del monociclo a tiempo para correr entre las líneas de vehículos con su sombrero extendido.

Algunos conductores le dan monedas, mientras otros miran al frente, ignorando al malabarista vestido con una camiseta a rayas, pantalones cortos y tiradores negros.

“Una vez recibí 50 reales (28,34 dólares) en Brasilia”, dice sonriendo ante el recuerdo, “pero (recibir) 2 reales es más común”, agrega.

Otro artista callejero, Aldo Levi, de 26 años, dice que solía repartir pizzas antes de trabajar en las calles haciendo malabares.

“Solía tener más dinero, pero no tenía tiempo. Ahora tengo tiempo, pero no mucho dinero”, señala.

Levi dice que trabajando de viernes a domingo puede recaudar cerca de 400 reales semanales, pero que lo que más le atrae es la comunidad artística. “Puedo aprender algo de todos”, declara.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below