25 de septiembre de 2010 / 13:40 / en 7 años

ENFOQUE-Cooperativa Perú conecta jóvenes artistas y compradores

Por Emily Schmall

LIMA (Reuters) - Una feria de tres días en un lujoso hotel muestra el trabajo de los artistas contemporáneos peruanos a una creciente legión de coleccionistas de arte de clase media y entusiastas con dinero para gastar.

Desenfranquiciados Colectivo, grupo conformado por jóvenes curadores del arte independiente, optó por un lujoso hotel para su exposición que pretende cambiar el estado del mercado de arte de Perú.

La exhibición incluye fotografías, pinturas, esculturas, litografías e ilustraciones de 45 artistas peruanos, todas a un costo de 500 dólares o menos.

“La meta de Desenfranquiciados es hacer el arte más accesible al público y compradores, así como a los artistas, particularmente los artistas jóvenes”, dijo Nicolás Figari, un fotógrafo abstracto y uno de los organizadores de la feria.

Figari dijo que en las últimas dos décadas, el mundo del arte peruano ha sido controlado por un pequeño grupo de galerías familiares poco interesadas en el arte contemporáneo.

“Es dominado por 20 o 30 galerías y no es fácil para un artista joven entrar a ese mundo. Tienes que tener contactos y dinero. Desenfranquiciados es un buen punto para entrar al mercado porque le da oportunidad a todos”, afirmó.

El grupo fue creado en el 2004 por la ex profesora de Figari, Maria Elena Alvarado Boggio, una artista multimedia e instructora en el Centro de la Imagen limeño.

La primera exhibición de Desenfranquiciados fue precisamente en el departamento de Alvarado.

Desde que Alvarado regresó de Nueva York en el 2008, el grupo ha presentado su trabajo unas cuatro veces por año.

“La idea era presentar el trabajo de artistas que no estaban en el circuito de las galerías, no por razones de estética sino por razones económicas”, dijo Alvarado.

“En ese entonces, las galerías comerciales estaban presentando un montón de trabajo modernista pero no había mucho interés en las piezas contemporáneas, que tal vez eran un poco más provocativas”, añadió.

Mientras las galerías en Lima usualmente cobran a los artistas comisiones de hasta el 35 por ciento de lo que reciben por sus piezas, los que presenten las suyas con Desenfranquiciados se quedan con el 100 por ciento de su ganancia.

Para los nuevos en la escena, esto representa una oportunidad única para presentar su trabajo en un ambiente de galería y mezclarse con los coleccionistas.

Pero los eventos de Desenfranquiciados también atraen artistas renombrados cuyo trabajo es cotizado en otros lugares.

“Participo porque es fácil de vender varios trabajos sumamente rápido”, dijo Jaime Higa, artista y dueño de la galería Bruno.

“En gran parte el movimiento ha sido alentado por el hecho de que cada vez más personas están mejor económicamente y pueden invertir en artistas jóvenes”, explicó.

El fotógrafo Eduardo Hirose vendió una serie de seis imágenes en los primeros 10 minutos de la feria, comentó Figari.

Reporte de Emily Schmall; Editado por Patricia Avila

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below