23 de enero de 2011 / 14:51 / en 7 años

Israel encara fuerte movimiento pro-palestinos exterior

Por Douglas Hamilton

<p>El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, en la reuni&oacute;n semanal de gabinete el Jerusal&eacute;n. ene 23 2011. Protestas, boicots, embargos y sanciones internacionales, adem&aacute;s de una resistencia interna, ayudaron a llevar al aislamiento y eventualmente al t&eacute;rmino del apartheid en Sud&aacute;frica en la d&eacute;cada de 1990. REUTERS/Oliver Weiken</p>

TEL AVIV (Reuters) - Protestas, boicots, embargos y sanciones internacionales, además de una resistencia interna, ayudaron a llevar al aislamiento y eventualmente al término del apartheid en Sudáfrica en la década de 1990.

Ahora los israelíes temen que activistas pro-palestinos o anti-Israel estén usando las mismas tácticas contra su país, con un creciente efecto.

Carlos Santana, Gil Scott Heron, Elvis Costello, Gorillaz Sound System, the Klaxons, the Pixies, Faithless, Leftfield, Tindersticks, Meg Ryan y el cineasta Mike Leigh anunciaron en los últimos meses su decisión de no visitar Israel.

Otras estrellas consagradas, entre Paul McCartney, Elton John y Rod Stewart, han ignorado los llamados para unirse a la presión del boicot.

El sitio web activista boycottisrael.info lleva la cuenta.

Analistas israelíes dicen que la presión busca reunir a una “red global de deslegitimación” conformada por artistas de todo el mundo.

IMPLICANCIAS ESTRATEGICAS

La comunidad blanca de Sudáfrica cayó en el ostracismo durante una campaña que duró años.

Hoy, redes sociales como Facebook y Twitter pueden enviar mensajes de protesta en segundos, generando presión sobre los artistas para que se mantengan alejados de Israel y llamando la atención de millones de seguidores.

Para Israel, esto no es sólo cuestión de sentirse aislado e incomprendido. Hay serias implicancias estratégicas.

Con el proceso de paz mediado por Estados Unidos en punto muerto desde septiembre, los palestinos sienten que están “en el asiento del conductor”, de acuerdo a Yuval Diskin, jefe de la agencia de seguridad israelí Shin Bet, en un discurso ante el Parlamento.

“Este proceso está ganando impulso”, dijo. “Hay una creciente tendencia al reconocimiento de un Estado palestino y una caída en la capacidad de Israel para maniobrar la diplomacia”, explicó.

Ningún país ha reconocido el anexo israelí de Jerusalén del Este o sus asentamientos en la ocupada Cisjordania. Es igualmente poco probable que Estados Unidos y sus aliados reconozcan una declaración palestina de condición de Estado si ésta es emitida de forma unilateral.

Las grandes potencias y Naciones Unidas insisten en que la única solución perdurable al conflicto en Oriente Medio es que un acuerdo negociado lleve a la creación de un Estado palestino. Tanto Israel como los palestinos dicen que están comprometidos con aquella meta elusiva.

No obstante, Israel está preocupado de que alguna medida unilateral - quizás en la Asamblea General de la ONU en septiembre - cambie el panorama.

DESLEGITIMACION

Israel fue atacado por la comunidad internacional por su invasión de tres semanas a Gaza en el 2008, durante la cual murieron 1.400 palestinos, y nuevamente por la muerte de nueve activistas turcos en mayo pasado tras una redada a una flotilla que intentaba romper el bloqueo sobre Gaza.

Bajo la presión de aliados internacionales, el Estado judío alivió en julio el bloqueo sobre los 1,5 millones de palestinos que habitan el enclave. Sin embargo, no ha existido una recuperación real del daño a su imagen.

Israel reclama que los activistas ignoran de forma cínica e injusta el hecho de que Hamas y otros grupos islamistas armados en la Franja de Gaza buscan su destrucción.

El grupo analista Reut Institute, que se enfoca en asuntos de seguridad y socio-económicos, dice que las personas que deslegitiman a Israel buscan presentarlo “de forma sistemática, resuelta y constante como cruel e inhumano, negándole así legitimidad moral a su existencia”.

Israel es “calificado como el nuevo Sudáfrica en aparheid”, indicó.

La impresión entre muchos israelíes de que casi todo el mundo los rechaza fue recientemente reflejada por un popular programa de sátira de la televisión israelí, que presentaba un día de clases en un kinder.

Recitando su lección, los niños cantaban “Israel no tiene con quien hablar” sobre la paz, “remover los asentamientos no lleva a la paz”, “el Ejército de Israel es moral” y “Dénles Cisjordania y querrán Haifa”.

Cuando la maestra señala al ”pequeño Israel“ en un mapa y pregunta: ¿Cómo llamamos al resto del mundo?”, los niños responden: “Antisemitas”.

Editado en español por Marion Giraldo

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below