26 de febrero de 2011 / 12:41 / en 7 años

Paparazzi aguardan a futura esposa de príncipe Guillermo

Por Michael Holden

LONDRES (Reuters) - Cuando Kate Middleton dijo “sí” a la propuesta matrimonial del príncipe Guillermo, no sólo aceptó ser la esposa del futuro rey de Gran Bretaña, además acordó afrontar una enorme intrusión de los medios en su vida privada y años de intensa atención por parte de los paparazzi.

La pregunta que ella y su futuro esposo considerarán ahora es si esa atención puede ser manejada o si padecerán la misma fiebre mediática insaciable que a la larga pudo haber llevado a la muerte de la madre de Guillermo, la princesa Diana.

“Hay un enorme interés. Guillermo se ha convertido en la estrella de la familia real que era su madre y Kate es una muchacha atractiva, de modo que desde el punto de vista de los paparazzi ella potencialmente equivale a mucho dinero”, dijo Max Clifford, el más conocido publicista de Gran Bretaña.

“Y estos días cualquiera puede ser un paparazzi, cualquiera con una cámara, con un celular”, dijo Clifford a Reuters.

La boda de la pareja el 29 de abril tendrá lugar casi 14 años después de la muerte de Diana junto a su novio Dodi al-Fayed, cuando su limosina se estrelló contra una columna de un túnel parisino mientras trataban de escapar de un grupo de paparazzi que los perseguía.

Las investigaciones en 2008 concluyeron que las acciones de los fotógrafos eran en parte responsables por el accidente.

Hasta ahora Guillermo y Kate, que comenzaron a salir en la universidad en Escocia, se han salvado del nivel de escrutinio que sufrió Diana, en parte por las restricciones a los medios y debido a una acción más severa de la propia familia real.

ACOSADA

Middleton fue asediada por fotógrafos camino en su cumpleaños número 25 en el 2007 y ese año presentó una queja al organismo de control de medios de Gran Bretaña, la Comisión de Quejas a la Prensa (PCC), luego que un diario publicara una imagen que según ella fue tomada a consecuencia del acoso.

Guillermo también se ha quejado que fotógrafos a bordo de motocicletas lo habían seguido de forma agresiva tras dejar un club nocturno, mientras que la reina Isabel ha escrito a los editores sobre la intrusión de los paparazzi en la privacidad de la familia real.

El factor crucial para el futuro será la actitud de los editores de periódicos y revistas. Si no usan ni pagan fotos de paparazzi, claramente habrá menos incentivos para que los fotógrafos acosen a la pareja real.

“La evaluación que los editores harán será '¿se justifica difundir esta historia, mostrar esta foto a nuestros lectores?'”, dijo Clifford.

¿Acaso los disuadirá o hará que más de quieran comprar el periódico o la revista? Y eso es lo más importante para todos los editores de prensa”, agregó.

Clifford predijo que el buen trato hacia la pareja continuará en un principio, porque es probable que disgustar a los populares recién casados también irrite a sus lectores.

“A medida que el tiempo pase, si se presentan las oportunidades entonces por supuesto que los medios las capitalizarán porque venden diarios”, sostuvo.

“Los medios estarán atentos a ver si encuentran un ángulo que obviamente, cuanto más sensacionalista, más personas querrán leer sobre él”, afirmó Clifford.

DESCONECTADA

Tras la muerte de Diana, el público se volvió en contra tanto de los medios como de la familia real, considerando a esta última como una institución distante y desconectada que dejó que la princesa sufriera en manos de la prensa.

Ahora, los asesores reales han desarrollado un enfoque más intuitivo, considerado, sensato y eficiente, según expertos.

“Lo que han hecho es desarrollar una suerte de enfoque del palo y la zanahoria para los medios y los paparazzi en particular y han advertido a estos últimos de forma bastante severa”, dijo a Reuters el biógrafo real Christopher Wilson.

“Han percibido que dentro de los medios británicos aún hay una sensación de culpa por Diana y por la forma en que fue tratada, lo que significa que la prensa se ha preparado mucho más para no entrometerse tanto y darles espacio”, dijo Wilson.

Bob Satchwell, director ejecutivo del Gremio de Editores de Gran Bretaña, dijo que los asesores ahora aceptaban que el público tuviese interés y derecho a saber más que lo que se había pensado en el pasado.

El nuevo código profesional implementado por la PCC tras la muerte de Diana, que establecía que las personas tenían derecho a su privacidad, también fue tomado muy seriamente, agregó. Los editores ahora lo pensarán dos veces antes de usar el tipo de fotografías que se divulgaban hace 20 años.

“Eso (el código) hizo una gran diferencia en el modo en que los periódicos observaban no sólo a las princesas y príncipes, fue un gran cambio y acabó con gran parte del mercado para paparazzi en este país”, dijo Satchwell a Reuters.

“Pienso que los editores lo pensarán dos veces antes de publicar fotos que puedan ser vistas como intrusivas”, indicó.

La misma Middleton, de 29 años, es vista como más adulta y sensata que Diana, quien se hizo conocida a los 19 años antes de convertirse en la esposa del príncipe Carlos y tapa de todos los diarios.

PREPARADA

Por haber sido novia de Guillermo por tanto tiempo, Kate ha sido preparada para su futuro rol y la atención que le presten los medios no le resultará tan chocante. Se espera que reciba mucho más asesoría y esté más controlada, manteniendo su exposición al mínimo, excepto por sus deberes oficiales.

Kate tiene un origen mucho más estable. Tiene ocho años más que Diana cuando se casó con Carlos y, en todo sentido de la palabra, es más madura, tiene los pies sobre la tierra y es más segura de sí misma”, dijo Claudia Joseph, autora de “Kate: preparando a una princesa”.

“Debes recordar que ha salido con el príncipe desde que estaban en la universidad, de modo que ha tenido algo de práctica para el papel. Puede que Kate sea tan glamorosa como Diana, pero son personas muy diferentes con orígenes totalmente diferentes”, agregó.

Clifford dijo que Kate nunca gozará del mismo tipo de libertad que tenía Diana en ciertos aspectos.

“Diana obviamente capitalizó esa libertad para convertirse en la mujer más fotografiada del mundo y Kate no tendrá esa oportunidad. El palacio y todos a su alrededor habrán aprendido con lo que le ocurrió a Diana y buscarán asegurarse de que algo así no vuelva a suceder”, aseveró Clifford.

Sin embargo, la pareja no sólo tendrá que lidiar con los agresivos medios británicos.

”Si piensa que los medios británicos están obsesionados con las celebridades debería ver a los medios europeos y estadounidenses, que se vuelven aún mas locos, dijo Satchwell.

La mayoría predice que una vez que haya pasado la boda, los paparazzi retomarán sus actividades normales.

“No creo que cambien nunca. Todo el mundo compite con todo el mundo, quieren tener una mejor historia y están preparados para llegar más lejos que su competencia”, indicó Wilson.

Sostuvo que Middleton ha estado envuelta en un misterio por los últimos siete años, pero puede que ese trato suave termine cuando devenga en figura pública tras casarse con Guillermo.

“Creo que buena parte de la reserva que se ha ejercido hasta ahora probablemente empezará descascararse”, comentó.

Editado en español por Marion Giraldo

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below