28 de marzo de 2011 / 20:13 / en 7 años

El arquitecto portugués Souto de Moura gana el premio Pritzker

CHICAGO (Reuters) - El arquitecto portugués Eduardo Souto de Moura es el ganador del Premio Pritzker de este año, gracias a unos diseños que aúnan “poder y modestia, atrevimiento y sutileza”, indicó el lunes la fundación que entrega el galardón, dotado con 100.000 dólares.

Estaba previsto que el galardón, conocido como el Nobel de la arquitectura, se anunciara el mes que viene y se presentara en Washington D.C., pero el nombre del premiado fue develado con antelación por un medio de comunicación, según un portavoz del organismo.

El premio anual, que se entrega a un arquitecto vivo, procede de la adinerada familia Pritzker de Chicago, propietarios mayoritarios de Hyatt Hotels y otros negocios.

Se entregó por primera vez al arquitecto estadounidense Philip Johnson en 1979, y desde entonces ha sido concedido a arquitectos de todo el mundo, incluyendo al que fuera profesor de Souto de Moura, Alvaro Siza, en 1992.

“El hecho de que ésta sea la segunda vez que se ha elegido a un arquitecto portugués lo hace aún más importante”, indicó Souto de Moura, de 58 años, en un comunicado publicado por la fundación.

Entre los proyectos del arquitecto en su país están el estadio de Braga, la torre Burgo en Oporto, un convento restaurado como hotel en Amares, un metro en Oporto y el Museo Paula Rego en Cascais, así como centros comerciales, escuelas, galerías de arte, viviendas y un cine.

La mayoría de los diseños del autor, que tiene su sede en Oporto, están en su país, aunque también hay creaciones suyas en España, Italia, Alemania, Reino Unido y Suiza.

“Durante las tres últimas décadas, Eduardo Souto de Moura ha producido una obra que es de nuestro tiempo pero también lleva ecos de tradiciones arquitectónicas”, indicó en el comunicado el presidente del jurado que entrega el premio, Lord Peter Palumbo.

“Sus edificios tienen una capacidad única para reunir características aparentemente en conflicto -poder y modestia, atrevimiento y sutileza, directa autoridad pública y un sentido de la intimidad- al mismo tiempo”, añadió.

Entre las influencias que se citan a su trabajo están los esbeltos diseños de Mies van der Rohe, con sus angulares construcciones en granito, madera, mármol, ladrillo, acero o cemento, en ocasiones en colores inesperados.

El granito de una ladera de montaña, modelada con precisas explosiones y los escombros convertidos en cemento, forma uno de los lados del estadio de Braga, que el jurado de Pritzker describió como “muscular, monumental y muy integrado con su poderoso paisaje”.

Reporte de Andrew Stern; Traducido por Cristina Fuentes-Cantillana en la Redacción de Madrid

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below