28 de mayo de 2011 / 9:15 / hace 6 años

Paisajes de Bali y Los Andes logran cifras récord en subasta

Por Walker Simon

NUEVA YORK (Reuters) - Una sensual escena en Bali y paisajes inspirados en Los Andes alcanzaron cifras récord para sus autores en una subasta de arte latinoamericano de Christie‘s, pero la demanda fue baja para las obras de Fernando Botero, aunque aumentó el precio de artistas menos conocidos.

Pintada en 1932 en Bali, la obra “Ofrecimiento de frutas al templo” del artista mexicano Miguel Covarrubias alcanzó 1,02 millones de dólares en la tarde del jueves, que sumó un total de ventas de 16,64 millones de dólares.

El fue uno de los nuevos artistas que alcanzó nuevos récords, algunos superaron su máximo anterior en varios múltiplos.

“Estamos muy contentos por algunos de los precios que lograron algunos artistas latinoamericanos muy importantes que no habían tenido reconocimiento del mercado a ese nivel”, dijo Virgilio Garza, jefe de arte latinoamericano de Christie‘s.

Creada durante la luna de miel de Covarrubias en Bali, la pintura muestra a mujeres jóvenes con los pechos desnudos en faltas rojas y verde limón.

“Esta obra en particular atrae en realidad a una audiencia muy nacional y Covarrubias es conocido por esas pinturas allí”, dijo Garza, agregando que las ofertas provinieron de Indonesia.

“Tiene algo de gracia, un sentido del humor, disfrutar de la vida”, agregó.

Durante su vida, Covarrubias se hizo famoso por dibujar caricaturas de celebridades y políticos en la revista Vanity Fair de la década de 1930, que aún vende valiosas reproducciones de su portada sobre Greta Garbo.

La obra de 1996 “Bingham at Noon” del artista de origen cubano Julio Larraz alcanzó un récord para su autor en la subasta al llegar a 326.500 dólares. Recuerda a una escena similar a la de una película en el desierto, con una figura solitaria en un traje gris oscuro y un sombrero que observa el agreste paisaje, parado junto a una tienda color café claro.

Los precios récords de las obras de artistas sudamericanos se alcanzaron gracias a las enérgicas pujas de compradores chilenos, argentinos y brasileños.

El óleo sobre madera “Quito en rojo” realizado en la década de 1960 por el ecuatoriano Oswaldo Guayasamín alcanzó los 314.500 dólares. Dominada por un par de volcanes, la dramática visión de la capital de ecuador es una paleta de rojo color lava, naranjo color fuego, caoba, verde color té y amarillo azafrán.

“Paclla Pampa (Campo Desolado)”, un paisaje abstracto en el que dominan los colores rojo y negro, del peruano Fernando de Szyszlo se vendió en 182.500 dólares.

El mexicano Rufino Tamayo, cuyo récord en una subasta alcanzó los 7 millones por un mural, alcanzó una nueva cifra máxima para sus esculturas con “Figura sideral”, que llegó a los 494.500 dólares.

Entre los récords de la noche se incluye una pintura sin título del mexicano Ricardo Martínez que se subastó en 146.500 dólares. El óleo sobre tela “Paisaje constructivista de Montevideo” del uruguayo Julio Alpuy recaudó 110.500 dólares.

Varias obras de botero no fueron vendidas, incluido “Paisaje Colombiano”, a la que Christie’s avaluó en 1,2 millones de dólares. Las ofertas no alcanzaron el mínimo estimado de 800.000 dólares.

En contraste, Sotheby’s vendió en la noche del miércoles una obra de Botero en casi 7,5 millones de dólares, atrayendo ofertas de todo el mundo.

“Esta primavera, hay muchos Boteros en el mercado”, declaró. “Aún cuando el mercado para Botero es muy saludable, sólo puede absorber cierta cantidad”, agregó.

Editado en Español por Ricardo Figueroa

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below